Hanoi (VNA) Las autoridades de Laos, Myanmar y Tailandia, radicados en el llamado “Triángulo de Oro”, la segunda mayor área de producción de droga del mundo, quemaron una gran cantidad de estupefacientes en respuesta al Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas (26 de junio).
Foto de ilustración (Fuente:VNA)


En concreto, se destruyeron la víspera unos 40 kilogramos de heroína y decenas de miles de cápsulas de yaba (un tipo de droga sintética) en Xam Neua, una pequeña ciudad del noreste de Laos que tiene frontera con Vietnam y es una ruta popular para los narcotraficantes.

Mientras tanto, en la ciudad de Yangon de Myanmar se incendió un almacén que contenía una gran variedad de estupefacientes.

Acciones similares se realizaron en los estados de Mandalay y Taunggyi para deshacerse de una cantidad considerable de drogas, cuyo valor se estimó en 187 millones de dólares.

El 25 pasado Tailandia destruyó más de seis toneladas de marihuanas.

Desde el inicio de este año, Tailandia descubrió varias importantes redes de narcotráfico y confiscó un gran volumen de drogas ilegales por valor de decenas de millones de dólares.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito instó a los países del Triángulo de Oro a resolver la corrupción para prevenir el tráfico que se estima a tener un valor de 40 millones de dólares.

La región del Triángulo de Oro, en la frontera de Laos, Tailandia y Myanmar, fue durante mucho tiempo la principal zona de producción de opio y de heroína, hasta ser reemplazado por Afganistán.-VNA