Tabaco incautado por policía de Singapur durante un contrabando (Fuente: Strait Times)
Singapur  (VNA)  El gobierno de Singapur instalará 300 cámaras térmicas de alta definición alrededor de áreas residenciales y plazas públicas en todo el país para detectar e impedir las violaciones de las normas establecidas que prohiben fumar en determinados espacios, informó el periódico local Straits Times.

De acuerdo con la fuente, el plan se propone también resolver de una vez los hábitos “antihigiénicos” como escupir y arrojar desechos en las zonas vedadas.

La Isla sudesteasiática posee una de las leyes antitabaco más rígidas del mundo, la cual prohíbe fumar en casi todos los lugares públicos.
 
Aquellas personas que violen las normas podrían enfrentar  multas de hasta mil dólares singapurense (unos 740 dólares estadounidenses).

Singapur aplicó por primera vez la ley antitabaco en la década del 70 del siglo pasado como parte de los esfuerzos nacionales para reducir el número de fumadores. Desde entonces y hasta la fecha se ha ampliado la lista de lugares públicos donde no se permite fumar, incluidas las universidades y las áreas alrededor de los edificios residenciales. - VNA