Hanoi (VNA)- La soberanía de Vietnam sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracel) y Truong Sa (Spratly) se basa en las sólidas evidencias históricas y jurídicas, aseveró el presidente de la Sociedad vietnamita de Derecho Internacional, Nguyen Ba Son.
Soberania de Vietnam sobre Hoang Sa y Truong Sa se basa en evidencias historicas y juridicas hinh anh 1Guardacostas de Vietnam patrulla por la zona de la plataforma DK1 (Foto: VNA)


En una carta dirigida al presidente de la Sociedad de Derecho Internacional de China (CSIL, inglés), Huang Jin, acerca de las violaciones del grupo de buques chinos de investigación geológica Haiyang Dizhi 8 en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) y la plataforma continental de Vietnam, Ba Son declaró que la soberanía de su país sobre los mencionados archipiélagos fue “reiteradamente confirmada por el Gobierno vietnamita”.

Estas afirmaciones se basaron en sólidas evidencias históricas y jurídicas, y fueron reconocidas por numerosos abogados, historiadores y analistas del mundo, señaló.

Indicó que la ocupación ilegal por parte de China, su construcción gradual de entidades artificiales y su militarización de algunas islas rocosas y arrecifes en esas aguas son algunas de las razones que hacen escalar las tensiones y amenazan la paz y la estabilidad en el Mar del Este.

Ningún país tiene derecho a la autodemarcación de una línea de base alrededor del archipiélago vietnamita de Truong Sa para considerarla como una entidad única con su propia ZEE y plataforma continental, afirmó.

Explicó que este conjunto de islas no cumple con las condiciones para trazar las líneas de base como lo que se prescribe en el Artículo 47 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982 o el Artículo 7 en torno a las líneas de base rectas.

Las zonas del arrecife Tu Chinh (Vanguard Bank) están completamente sumergidas bajo el mar y pertenecen a la plataforma continental de Vietnam, sin vincularse con las áreas del archipiélago de Truong Sa, apuntó Ba Son.

Como tal, no es posible crear una superposición entre las aguas territoriales de Vietnam y las de ninguna entidad flotante perteneciente al archipiélago de Truong Sa, analizó.

Concluyó que las partes involucradas en las disputas en el Mar del Este deben respetar los derechos y beneficios legítimos de las otras, así como cumplir plenamente las leyes internacionales para convertirlo en una zona marítima que conecte a todos./.
VNA