El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, interviene en la conferencia. (Fuente: VNA)
Quang Tri, Vietnam (VNA) El tratamiento de la contaminación del entorno marítimo en las cuatro provincias centrovietnamitas, causada por la acería taiwanesa Hung Nghiep Formosa Ha Tinh, es una lección para todas las localidades en este sector, afirmó hoy el primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc.

Al intervenir en una conferencia nacional para hacer un balance de las actividades del Comité Directivo sobre las medidas para estabilizar la vida y la producción de los residentes en esas cuatro provincias damnificadas, Xuan Phuc destacó que se trata del incidente ambiental más grave que ocurrió por primera vez en el país indochino.

Según el jefe del Gobierno, debido a que este incidente sucedió durante las elecciones de diputados de la XIV Legislatura y miembros de los Consejos Populares de todos los niveles del mandato 2016 – 2021, las fuerzas hostiles aprovecharon la oportunidad para oponerse al Partido Comunista y al Estado.

Sin embargo, señaló, las autoridades pertinentes adoptaron, de manera oportuna y apropiada, medidas para resolver con éxito el incidente.

También expresó su satisfacción ante la solidaridad y el entusiasmo de la población de las provincias centrales de Thua Thien-Hue y Quang Tri durante su recorrido por estas localidades para inspeccionar la solución de las consecuencias causadas por el incidente ambiental.

Al evaluar la transparencia, la democracia y la supervisión estricta en el manejo de este caso, Nguyen Xuan Phuc destacó que la confianza de la población en el Partido Comunista y el Estado se atribuyó a los éxitos en la estabilización de la vida y la producción de los residentes damnificados.

Además solicitó al Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente que proponga medidas encaminadas a la conservación sostenible del medio ambiente de Vietnam, en general, y del entorno marítimo, en particular.

En 2016, la muerte masiva de peces a lo largo de las playas en Ha Tinh, Quang Binh, Quang Tri y Thua Thien-Hue, causada por las sustancias tóxicas presentes en las aguas residuales no tratadas vestidas por la compañía taiwanesa de acero Hung Nghiep Formosa Ha Tinh, perturbó seriamente las actividades de pesca de los locales.    

De acuerdo con datos oficiales, los cultivadores locales sufrieron una pérdida de alrededor de 67 toneladas por un valor de dos millones 454 mil dólares, mientras que la cantidad de peces muertos varados en la costa se estima en 100 toneladas. 

A fines de junio de 2016, la empresa admitió la responsabilidad en ese caso y se comprometió a compensar con 500 millones de dólares por las pérdidas causadas.- VNA

VNA-SOC