Bangkok (VNA) - El primer ministro tailandés, general Prayut Chan-ocha, afirmó que las conversaciones entre el gobierno y los grupos rebeldes avanzan, con el objetivo final de restablecer la paz y la confianza en la región sureña del país, devastada por la violencia.
El primer ministro tailandés, Prayut Chan-ocha (Fuente: VNA)

El jefe de gabinete informó que un equipo liderado por el general Aksara Kerdphol está negociando términos con grupos insurgentes para establecer zonas libres de violencia en áreas residenciales y económicas del sur.

Además de poner fin a la violencia, los diálogos de paz también buscan involucrar a todas las partes en el esfuerzo por fomentar la unidad y la tranquilidad, mejorar el bienestar de la población local y desarrollar las comunidades del sur, agregó.

Pidió a la población a tener confianza y fe en el gobierno, el que garantizará que todos los términos acordados sean para el mejoramiento de la nación y su gente.

Mientras tanto, el general Aksara solicitó a los miembros de la prensa que familiarice al público con la situación actual en las provincias del extremo sur de Tailandia, usando hechos e información confiable, y pidió a los ciudadanos que tengan confianza en los procedimientos del gobierno para devolver la paz a esa región.-VNA