Hanoi (VNA) - Amado y respetado por muchos, el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, firmó el 20 de septiembre una carta dedicada a los niños vietnamitas en ocasión del Festival de Medio Otoño y no sabía que sería su última signatura.
 
El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang (Fuente: VNA)


Dai Quang fue ingresado en el Hospital Militar Central 108 en la tarde de ese mismo día; entró en coma alrededor de las 17:00 (hora local) y nunca se despertó.

El día anterior, asistió a dos recepciones: a las 15:30 (hora local) recibió al presidente del Tribunal Supremo Popular de China, Zhou Qiang, y a las 16:30 (hora local) se reunió con los jefes de las delegaciones participantes en  la 14 Asamblea de la Organización Asiática de Entidades Fiscalizadoras Superiores (ASOSAI 14).    

“En la primera reunión, se veía más pálido que la mayoría de los días, pero aún sonreía cuando hablaba con los invitados. Pero cuando entró en la segunda, no pudo ocultar su cansancio”, dijo Duong Dung, reportero de la Agencia Vietnamita de Noticias que había cubierto exclusivamente las actividades del Presidente durante los últimos 29 meses.

Nguyen Quoc Trieu, exministro de Salud y jefe de la Comisión de Protección y Cuidado de Salud de funcionarios del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam, dijo a los medios de prensa que el Mandatario estaba afligido por una grave enfermedad y que los médicos aún no habían encontrado una cura. Precisó que enfermó en julio de 2017 y viajó a Japón seis veces para recibir tratamiento.

El presidente Tran Dai Quang nació en 1956 en la comuna de Quang Thien, distrito de Kim Son, provincia de Ninh Binh, a unos 100 kilómetros al sur de Hanoi. A los ojos de otras personas en su tierra natal, Quang era un hombre duro. 
Cao Hoang Dang, de 63 años, amigo de la infancia de Quang, comentó que aunque el jefe de Estado nació en una familia pobre, nunca se quejó.

“Su padre murió temprano, así que su vida familiar fue más dura que otras”, dijo Dang, y añadió que “después de la escuela, corría a los campos a trabajar”.

Más tarde, consiguió éxito en sus estudios y carrera, ocupando posiciones de alto rango, pero aún era una persona sencilla, afirmó.   

Vu Xuan Sinh, rector del bachillerato Kim Son B en el distrito de Kim Son, acotó que el Presidente prestó su atención especial a los estudiantes locales.

“En 2014, cuando era ministro de Seguridad Pública, visitó la escuela y vio que las salas de estudio estaban degradadas. Luego, él mismo donó y llamó a otros filántropos a que hicieran donaciones para restaurar la escuela”, expresó.

“Sencillo” y “con los pies en la tierra” fueron las palabras que usaron muchas personas que conocían al dirigente de Estado para describirlo. Duong Dung, reportero de la VNA, dijo que Dai Quang era una persona abierta, amistosa y afectuosa.

“Siempre encontraba tiempo para hablar con nosotros entre actividades e incluso bromeaba y nos llamaba compañeros”, recalcó.

Pero el presidente Quang también era una persona endurecida y segura de sí misma en lo que respecta a las actividades del Estado, según Tran Viet Thai, subdirector del Instituto de Política Exterior y Estudios Estratégicos de la Academia de Diplomacia de Vietnam.

“Prestó mucha atención a los asuntos exteriores del país y era un líder con una visitón estratégica y una actitud segura y decidida”, describió.

El jefe de Estado causó una buena impresión en los amigos internacionales mientras dirigió exitosamente las actividades diplomáticas el año pasado cuando Vietnam fue anfitrión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico 2017.

“Me impresionaron su manera y fortaleza cuando recibió a jefes de estados extranjeros de Estados Unidos, Rusia y China. Tenía mucha confianza al recibir al presidente estadounidense, Donald Trump, y al secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China, Xi Jinping, dijo.

El embajador vietnamita en Camboya, Vu Quang Minh, también compartió sus recuerdos sobre el Presidente en su cuenta de Facebook.

Dijo que en una sesión de trabajo con una delegación vietnamita del Ministerio de Defensa, el primer ministro camboyano, Samdech Hun Sen, describió al presidente Quang como uno de los soldados que voluntariamente luchó con compañeros camboyanos en 1979 para expulsar a los khmeres rojos de Phnom Penh. – VNA