Hanoi, (VNA) - El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tomó esta tarde el avión presidencial Air Force One para abandonar el aeropuerto internacional Noi Bai, en Hanoi, rumbo hacia su país, tras visitar Vietnam y participar en su segunda Cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tomó esta tarde el avión Air Force One en el aeropuerto internacional Noi Bai, en Hanoi, rumbo hacia su país (Fuente: AFP/VNA)


Durante su estancia en Vietnam, Trump se entrevistó con el secretario general del Partido Comunista y presidente anfitrión, Nguyen Phu Trong, y el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc.

En las conversaciones, ambas partes acordaron en mantener el intercambio de delegaciones de alto nivel y consolidar los mecanismos de diálogo existentes, respaldan las labores de superación de secuelas de la pasada guerra, entre ellas la descontaminación de dioxina en el aeropuerto Bien Hoa, en la provincia vietnamita de Dong Nai.

Coincidieron también en promover las relaciones económica, comercial y de inversión, sobre la base de beneficios mutuos, al mismo tiempo intercambiaron asuntos regionales de interés común.

Afirmaron la posición de resolver las disputas en el Mar del Este mediante medidas pacíficas, en correspondencia a las leyes internacionales, como la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (UNCLOS), y el cumplimiento de la Declaración de Conductas de las Partes en el Mar del Este (DOC) y la promoción de la firma pronta de un Código al respecto (COC).

En esta ocasión, Nguyen Phu Trong y Trump testimoniaron la firma de varios de acuerdos de colaboración económica, por valor total superior a los 21 mil millones de dólares.

Anteriormente, Trump finalizó una conferencia de prensa en el hotel JW Marriott en Hanoi, luego de que su segunda Cumbre con el Kim Jong-un no alcanzó acuerdo como previsto.

En la conferencia, el jefe de la Casa Blanca dijo que Corea del Norte se comprometió a no realizar más pruebas nucleares y de misiles, y Washington puede supervisar pronto los centros nucleares norcoreanos.

 

Dijo que el mayor obstáculo por el que no pudieron alcanzar un acuerdo en esa cumbre fue la petición del líder norcoreano de levantar por completo las sanciones mientras,  en su criterio, no hay pasos correspondientes para lograr la desnuclearización.  

Enfatizó que todavía hay un gran desacuerdo entre ambas partes en cuanto a las condiciones para cumplir este objetivo. 

Por otro lado, afirmó que no impondrá nuevas sanciones a Pyongyang porque "los norcoreanos también necesitan vivir" y anunció que llamará al presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, para dar a conocer sobre el resultado de su Cumbre con el líder norcoreano.
 
Además expresó que ambas partes tuvieron diferencias sobre la muerte del estudiante norteamericano, Otto Warmbier, y dijo que no tiene planeado aún su próximo encuentro con el líder norcoreano, pero que podría celebrarse pronto.

Acerca de los ensayos militares conjuntos con Corea del Sur, Trump dijo que son "demasiado caros", y por lo tanto Seúl debe ayudar a Washington.-VNA