Hanoi (VNA) – Turistas en Myanmar quedaron sorprendidos con los accesorios elaborados a partir de ropa desechada y basura, una iniciativa de la empresa social Chu Chu.
Chu Chu ha convertido desechos en accesarios útiles (Fuente: Business Times)

Las cestas tejidas de sacos de café y los cinturones remodelados de neumáticos viejos se encuentran entre los 60 productos que se ofrecen en la tienda de Chu Chu en Dala, a un corto trayecto en ferry desde el bullicioso centro de Rangún.

Al elaborar artículos con calidad, bien concebidos, bellamente diseñados, y principalmente útiles, el personal de Chu Chu (que significa "plástico" en el idioma local) trata de cambiar la forma de pensar de muchas personas que los artículos reciclados son viejos y sucios.

Chu Chu comenzó en 2013 con solo dos trabajadores. Ahora emplea a 45 mujeres locales y sus productos se venden en tiendas de artículos de recuerdos en Rangún y en todo el país.

Incluso la tienda en sí está construida con desechos reutilizados. Las botellas plásticas cementadas dispuestas una al lado de otra forman las paredes, en tanto el techo hecho de neumáticos viejos proporciona aislamiento y protección durante los cambios estacionales del clima. El equipo no sufre escasez de materias primas.

Por el momento, la mayoría de los clientes son turistas extranjeros, ya que Myanmar todavía está muy lejos de adoptar el reciclaje o los productos reciclados, informó la directora ejecutiva de Chu Chu, Wendy Neampui.

Este país sudesteasiático ha experimentado en los últimos años el aumento en la disponibilidad de bienes de consumo, lo que ha provocado que los niveles de desechos se disparen, obstruyendo calles, campos y callejones de la ciudad. – VNA