Hanoi,  (VNA) Los vendedores minoristas japoneses como Aeon, Takashimaya, 7-Eleven y FujiMart buscan obtener una mayor cuota en el mercado vietnamita con sus esfuerzos por crear nuevo hábito de consumo experimental de los clientes.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


De acuerdo con el Grupo Sumitomo, el mercado vietnamita, con cerca de 95 millones de consumidores, se ha ampliado rápidamente, lo que genera una alta demanda de productos y significa una gran oportunidad para los vendedores minoristas.

Explicó que el crecimiento de la economía y la clase media, la elevación de los estándares relacionados con la higiene alimentaria y el control del origen de los productos facilitan el desarrollo de las cadenas de tiendas de conveniencia.

La ventaja de las empresas niponas es la similitud en las costumbres de consumo, tales como la prioridad concedida a la compra de los alimentos frescos y el aprovechamiento de las ofertas especiales en los centros comerciales.

Sin embargo, uno de los desafíos para la penetración de los vendedores minoristas extranjeros, en general, y japoneses, en particular, en el mercado vietnamita es la popularidad y la tendencia de compraventa en los mercados y las mini tiendas tradicionales de los vietnamitas.

El grupo Aeon cuenta hoy día con cuatro mega mercados en todo el país y prevé poner en funcionamiento otros dos en los próximos años. A pesar de varias dificultades y las grandes pérdidas de otras marcas foráneas, esta empresa japonesa logró grandes ganancias con un aumento incesante del número de clientes.

Mientras, las entidades Takashimaya y 7-Eleven planifican ampliar sus cadenas de tiendas en Vietnam para elevar cada vez más el ingreso y su cuota em el mercado. -VNA