Hanoi (VNA) - El Departamento de Administración de Trabajadores en el Extranjero, dependiente del Ministerio vietnamita de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales, dirigió el arreglo de empleos para más de 160 vietnamitas que perdieron sus puestos de trabajo debido a un incendio ocurrido el pasado 28 en la ciudad taiwanesa de Taoyuán.

El departamento solicitó a la Corporación de Industria Técnica y Económica de Defensa, dependiente del Ministerio de Defensa Nacional, a coordinar estrechamente con los socios taiwaneses para ofrecer pronto el trabajo y garantizar el salario para estos obreros vietnamitas.

También pidió al Departamento de Gestión Laboral en Taipéi a seguir de cerca la situación para informarles las últimas informaciones relacionadas con los trabajadores vietnamitas.

Hasta el momento no se reporta ninguna víctima vietnamita en un incendio, de acuerdo el Departamento de Gestión Laboral en Taipéi, que solicitó a las compañías taiwanesas de corretaje que trabajen con la compañía Jing Peng para ofrecer nuevos empleos para los trabajadores afectados.

La compañía permitirá que los obreros dejen de trabajar en un período para reparar su taller, durante el cual, todavía paga el salario a esos trabajadores  y considera la posibilidad de cambiarlos a otra fábrica.

La compañía taiwanesa Jing Peng, que se especializa en la producción y montaje de equipos electrónicos y repuestos, recluta a trabajadores de Vietnam, Tailandia y Filipinas. Más de mil vietnamitas trabajan para la empresa, de ellos más de 160 estaban en la fábrica del distrito de Pingzhen, donde estalló el incendio.

Según fuentes oficiales, el incendio, que ocurrió a las 21:00 (hora local) del sábado pasado, dejó un saldo de siete muertos, incluidos cinco bomberos. – VNA

VNA-POL