Hanoi,  (VNA) – El ministro de Defensa de Vietnam, Ngo Xuan Lich, expresó el deseo de su país de recibir la asistencia tecnológica de Japón para la mitigación de las secuelas de la dioxina, compuesto químico muy tóxico.  
El ministro Xuan Lich y el embajador Umeda Kunio (Fuente: qdnd.vn)

En un encuentro este miércoles con el embajador japonés, Umeda Kunio, el titular vietnamita destacó el crecimiento vigoroso de las relaciones entre los dos países, en especial en los sectores de política, economía, comercio y suministro de la asistencia oficial al desarrollo.  

Propuso que las dos partes incrementen el intercambio entre los jóvenes funcionarios militares, la cooperación en la medicina militar y los nexos entre las instituciones educativas.  

Xuan Lich y Umeda Kunio coincidieron en que los ejércitos de ambas naciones deben fortalecer el intercambio de delegaciones y experiencias, mantener el mecanismo de diálogo sobre políticas de defensa y expandir las actividades conjuntas en la formación del personal y la mitigación de secuelas de guerra.

Durante el lapso 1961-1971, la aviación estadounidense roció sobre territorio vietnamita 80 millones de litros de herbicida que contenían 400 kilogramos de dioxina, uno de los componentes químicos más tóxicos conocidos por el hombre.

Fue la guerra química más larga, de mayor envergadura y de consecuencias más destructivas en la historia de la humanidad. Más de cuatro millones 800 mil personas resultaron expuestas al Agente Naranja/Dioxina, de ellas tres millones padecieron afectaciones. – VNA