Hanoi, (VNA)- El proyecto de apoyo al desarrollo de las incubadoras tecnológicas en Vietnam (BIPP), patrocinado por el gobierno belga, promueve el acercamiento y la integración de las empresas emergentes del país indochino en el movimiento emprendedor en la región y en el mundo, destacó hoy el viceministro de Ciencia y Tecnologías Tran Van Tung.

Empresa tecnológica de arranque Vihat en Ciudad Ho Chi Minh (Fuente: VNA)

En un balance de los resultados del plan, que tiene lugar en esta capital, el funcionario precisó que desde la firma del Acuerdo de la cooperación en la ciencia y técnica entre Vietnam y Bélgica en Bruselas en 2002, las dos naciones han desplegado diversos proyectos de investigación conjuntos en los sectores de las tecnologías de informaciones, teledetección, biología y nuevos materiales.

Resaltó, además, que el gobierno belga concedió la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD) para el proyecto BIPP con el objetivo de mejorar el marco jurídico para la incubación de las empresas tecnológicas vietnamitas,- el elemento esencial para mejorar la competitividad de las entidades nacionales.

De acuerdo con el embajador belga en Hanoi, Paul Jansen, el programa busca crear un entorno favorable para la formación y el desarrollo de las incubadoras de esas compañías en la nación indochina.

Apuntó que a partir de la operación piloto de dos centros en Hanoi y Ciudad Ho Chi Minh y la aplicación experimental del mecanismo de apoyo financiero Fondo InnoFund, se ampliará el plan en otras instalaciones en todo el país, a fin de construir un ambiente emprendedor creativo, con miras al desarrollo de la cuarta revolución industrial en Vietnam.

Al resumir los resultados del proyecto, su director, Tran Dac Hien, subrayó que en los últimos cuatro años, el BIPP ha centrado en el estudio y análisis de las políticas referentes y la construcción del camino para la incubación de las empresas tecnológicas vietnamitas en el período 2015-2025.

Por otro lado, señaló algunas dificultades y desafíos en la realización del plan, como las barreras financieras y la limitación de los recursos humanos calificados.

En la ocasión, representantes de compañías, centros de investigación y universidades nacionales y extranjeros del sector científico-tecnológico intercambiaron experiencias en la provisión de los soportes en la infraestructura, las operaciones de negocios y en los servicios auxiliares y financieros para las incubadoras y empresas tecnológicas.

Surgieron al Ministerio de Ciencia y Tecnologías de Vietnam a construir el marco jurídico y las políticas de apoyo a esas entidades en Vietnam, en aras de optimizar el ecosistema emprendedor en el país indochino. - VNA