Nueva York (VNA)- Vietnam defiende la política coherente de respeto y garantía de los derechos humanos de conformidad con las normas internacionales y concede importancia a la cooperación y el diálogo sobre ese tema, afirmó el embajador vietnamita ante las Naciones Unidas, Dang Dinh Quy. 

 

Una sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Fuente: VNA)

 

Al intervenir en el debate general del Comité Social, Cultural y Humanitario de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que tuvo lugar del 15 al 29 de octubre pasado en Nueva York, Dinh Quy sostuvo que Hanoi mantiene diálogos y consultas anuales con socios como Estados Unidos, Suiza, Australia, Noruega y la Unión Europea, y contribuye a la Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).
 
El jefe de la misión permanente de Vietnam ante las Naciones Unidas puntualizó que su país es miembro de siete de los nueve convenios sobre derechos humanos, y está considerando unirse a la Convención internacional contra las desapariciones forzadas y para la protección de todos los trabajadores migrantes y sus familias.

El diplomático precisó que el país está completando un informe nacional sobre la garantía de los derechos humanos bajo el mecanismo del Examen Periódico Universal, el cual debe entregar en enero próximo.

Llamó a las naciones a unirse para buscar soluciones comunes y mantener el papel de los foros de las Naciones Unidas para promover un diálogo constructivo y la cooperación de buena voluntad.

Los países participantes afirmaron sus compromisos y pidieron mayores esfuerzos para garantizar los derechos humanos, especialmente en el contexto del aniversario 70 de la Declaración Internacional de los Derechos Humanos y el 25 de la Declaración y el Programa de Acción de Viena.

Resaltaron el valor universal de esos dos documentos y subrayaron la importancia de promover y mantener la paz, seguridad y desarrollo.

Los delegados también compartieron sus preocupaciones sobre algunos asuntos, como el aumento de la inanición, la violencia contra las mujeres y los niños, la discriminación y los desafíos que amenazan la vida de las personas como conflictos, desastres naturales, cambio climático, epidemias y terrorismo.

Ante esos retos, acordaron impulsar la cooperación, intercambiar experiencias y promover el diálogo sobre la base del respeto a los principios de la Carta de las Naciones Unidas. – VNA