Nueva Delhi (VNA) – Vietnam y la India promulgaron hoy una Declaración conjunta en ocasión de la visita aquí del presidente del país indochino, Tran Dai Quang.
De izquierda y derecha: Los presidentes Dai Quang y Ram Nath Kovind y el premier Narendra Modi (Fuente: VNA)

De acuerdo con el documento, durante su estancia en la India, el mandatario vietnamita sostuvo encuentros con su homólogo, Ram Nath Kovind; el primer ministro, Narendra Modi; la titular de la Cámara Baja de la India, Sumitra Mahajan, y la ministra de Relaciones Exteriores, Sushma Swaraj. 

En sus conversaciones, Dai Quang y Modi manifestaron su satisfacción por el desarrollo de la asociación estratégica integral bilateral y acordaron mantener el intercambio de delegaciones y de pueblo a pueblo. 

Asimismo, coincidieron en que la cooperación en el sector defensa-seguridad es un pilar de la asociación bilateral, y abogaron por fortalecer esos vínculos mediante el mantenimiento del intercambio de delegaciones y de los mecanismos de diálogo, el incremento de la colaboración entre las fuerzas armadas y el impuslo de las actividades contra ataques cibernéticos, el terrorismo, crímenes transnacionales, el narcotráfico y las amenazas para la seguridad marítima y alimentaria. 

Ratificaron el compromiso con un ciberespacio abierto, libre, seguro, estable, pacífico y accesible bajo el patrocinio de las Naciones Unidas. En ese sentido, acordaron implementar el tratado de cooperación entre el Ministerio de Seguridad Pública de Vietnam y el Consejo Nacional de Seguridad de la India e iniciar el diálogo a nivel de viceministros para fortalecer las relaciones en los asuntos de seguridad. 

También formularon votos por acelerar el uso práctico del paquete crediticio de 100 millones de dólares suministrado por la India a la construcción naval de Vietnam y por firmar con prontitud el acuerdo marco sobre el desembolso de 500 millones de dólares para la industria de defensa del país indochino. 

Además, subrayaron la importancia de fomentar la cooperación marítima, incluida la lucha contra la piratería y el mantenimiento de la seguridad de las rutas en el mar. 

Al mismo tiempo, rechazaron el terrorismo bajo todas las formas y llamaron a las partes a impulsar un enfoque integral al combate antiterrorista, que abarca la eliminación del suministro de los recursos financieros para las actividades terroritas y la lucha en el espacio cibernético.

Con respecto a la cooperación económica, se pronunciaron por adoptar medidas destinadas a elevar el intercambio comercial bilateral a 15 mil millones de dólares en 2020, tales como el incremento de la conectividad entre las comunidades empresariales y la reducción de las barreras arancelarias y no arancelarias. 

Los dirigentes también propusieron que ambas partes busquen nuevas oportunidades de cooperación en los sectores prioritarios como explotación gasífera, energía, construcción de infraestructuras, confecciones textiles, calzado, farmacia, agricultura, turismo e informática. 

Manifestaron, además, el respaldo a las actividades inversionistas entre los dos países. 

Por otro lado, Dai Quang agradeció el suministro por la India de paquetes de ayuda oficial al desarrollo a Vietnam, mientras Narendra Modi propuso que Nueva Delhi ofrezca a Hanoi otros cursos de capacitación en el conexto del Programa de cooperación técnica.  

Con respecto a la cooperación en el sector de energía, Dai Quang aplaudió la ampliación de la exploración gasífera realizada por empresas indias en la tierra firme, la plataforma continental y la zona económica exclusiva de Vietnam. Ambas partes acordaron implementar el memorando de entendimiento sobre la exploración conjunta de gas en los terceros países. 

Los dirigentes abogaron por, además, impulsar la colaboración en las esferas de cultura, turismo e intercambio de pueblo a pueblo. Hanoi reconoció el suministro por Nueva Delhi de un paquete crediticia para la restuaración de patrimonios culturales. 

También coincidieron en la importancia del fortalecimiento de la conectividad entre los dos países, así como entre la India y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

En ese sentido, subrayaron la necesidad de firmar con prontitud el acuerdo de cooperación en el transporte marítimo entre la India y la ASEAN y manifestaron el deseo de acelerar la instalación de rutas directas entre puertos marítimos de la nación sudasiática y Vietnam. Aplaudieron, además, la apertura del itinerario aéreo directo entre Nueva Delhi y Ciudad Ho Chi Minh y exhortaron a ofrecer más vuelos entre las grandes urbes de ambos países.

Al intercambiar opiniones sobre los asuntos regionales e internacionales de interés mutuo, pusieron de relieve la importancia de construir una región de Indo-Pacífico de paz y prosperidad, donde la soberanía, las leyes universariales, la libertad de la navegación marítima y aérea, el desarrollo sostenible, el comercio y la inversión libres, equitativos y abiertos sean respetados. 

Ratificaron el papel importante de Vietnam y de la India en la consolidación de la estructura regional abierta, transparente, inclusiva y basada en la ley, así como en el fortalecimiento de los lazos con la ASEAN.      

Los dos dirigentes también acordaron promover los mecanismos de cooperación subregional existentes, entre ellos el Corredor Económico Mekong-Ganges. 

Además, reconocieron la coordinación mutua en los foros multilaterales y reiteraron el respaldo recíproco a sus candidaturas a escaños no permanentes en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Vietnam para el mandato 2020-2021 y la India, 2021-2022).

También ratificaron voluntad de mantener la paz, la estabilidad y el desarrollo en el Indo-Pacífico y el mundo, y subrayaron la importancia de resolver las disputas en el mar mediante el cumplimiento de las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, con respeto a los procesos diplomáticos y jurídicos, y por medios pacíficos y concordantes con las regulaciones universales. 

Ambas partes expresaron el apoyo a la aplicación cabal y efectiva de la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este y al establecimiento pronto de un código al respecto. 

Al mismo tiempo, reiteraron los compromisos con los objetivos de desarrollo sostenible. – VNA