Vietnam honra a arquitecto argentino por su ayuda a victimas del Agente Naranja hinh anh 1El embajador de Vietnam en Argentina Nguyen Dinh Thao entrega un certificado de reconocimiento de la Asociación de Víctimas del Agente Naranja/Dioxina a Oscar Alberto Goldadler. (Fuente: VNA)
 

Buenos Aires (VNA) - El embajador de Vietnam en Argentina Nguyen Dinh Thao entregó el jueves un certificado de reconocimiento de la Asociación de Víctimas del Agente Naranja/Dioxina (VAVA) al destacado arquitecto argentino Oscar Alberto Goldadler por su ayuda a los damnificados del tóxico. 

Durante la ceremonia de entrega, el jefe de la misión diplomática vietnamita agradeció el entrañable sentimiento de Goldadler dedicado al pueblo vietnamita, especialmente a las víctimas del Agente Naranja. 

Nguyen Dinh Thao afirmó que la donación de Goldadler a la VAVA contribuye al fortalecimiento de la solidaridad y la amistad entre los dos pueblos. 

Por su parte, Goldadler recordó los buenos y profundos sentimientos con los amigos vietnamitas durante sus 17 visitas de trabajo a Vietnam y mostró su preocupación por el tema de las secuelas del Agente Naranja

La guerra contra la invasión de las tropas estadounidenses terminó hace 40 años en Vietnam pero sus nefastas consecuencias aún han dejado mucho dolor y pérdida para el pueblo vietnamita, enfatizó. 

Resaltó que durante el lapso 1961-1971, la aviación de Estados Unidos roció 80 millones de litros de herbicida que contenían 400 kilogramos de dioxina, uno de los componentes químicos más tóxicos reconocidos por el hombre. 

Se trata de la guerra química de mayor envergadura y larga que provocó las consecuencias más destructivas en la historia de la humanidad, calificó Goldadler. 

Más de cuatro millones 800 mil personas resultaron expuestas al agente naranja, de ellas tres millones son víctimas. En varios sitios considerados candentes en Vietnam, el índice de la dioxina en el entorno, animales y pobladores supera cientos de veces al nivel permisible por el Departamento estadounidense de Protección ambiental. 

Numerosos estudios de científicos vietnamitas y extranjeros afirman que la tasa de infección, en especial de enfermedades de cáncer y deformaciones congénitas en generaciones de hijos y nietos de los afectados, es más alta que entre las personas sin contactar con el letal tóxico, dijo. 

Goldadler participó activamente en los movimientos contra la guerra en Vietnam en los años 60 y 70. Por su reputación en el campo de la arquitectura, fue invitado por la cancillería de Italia para participar en el proyecto de restauración del Templo de la Literatura, en Hanoi. 

También participó en el diseño del Museo de Etnología y en una serie de proyectos de conservación en el antiguo casco histórico de Hanoi. 

En 2006, fundó la Casa de Vietnam en Buenos Aires y ha colaborado con la embajada de Vietnam en la promoción de la cultura, la imagen del país y la población del país indochino en Argentina.-VNA