Incorporado al Banco de Inversión en Infraestructura de Asia (AIIB, inglés) como miembro fundador potencial, Vietnam tendrá ciertos derechos, anunció el gobernador del Banco Estatal del país (SBV) Nguyen Van Binh.

Según el titular, las preferencias incluyen tener voz en la planificación y elaboración y políticas, mejorando así el desempeño del país en esta entidad financiera.

Vietnam necesita grandes inversiones en infraestructura hasta el 2020, pero los recursos internos no pueden satisfacer la demanda, de ahí la necesidad de la movilización de capital de fuentes extranjeras, explicó Van Binh.

El gobernador del Banco Estatal de Vietnam Nguyen Van Binh (Fuente: VNA)


Señaló el hecho de que las fuentes de capital preferencial por parte de instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial y el Banco Asiático para el Desarrollo se reducirán a medida que el país se transforma en un país de ingresos medios.

Por lo tanto, al unirse a la AIIB, Vietnam tendrá acceso a otra fuente financiera para el desarrollo de infraestructura, dijo el gobernador.

El país prestará atención a la selección de los proyectos de inversiones eficaces y prácticos, en garantía de un desarrollo económico sostenible, agregó.

Programado para hacer su debut a finales de este año, el AIIB, una institución financiera multilateral con sede en Beijing, tendrá un capital institucional de 100 mil millones de dólares. Actualmente, el banco cuenta con 57 miembros fundadores.

El establecimiento de esta entidad bancaria destinada a impulsar el crecimiento económico sostenible a través de la inversión en el sistema de infraestructura regional, centrándose en el transporte, la energía, las telecomunicaciones, la agricultura, el medio ambiente y el desarrollo urbano.

Se estima que los países asiáticos exigirán fondos de infraestructura por valor de unos 8 billones de dólares para proyectos nacionales y 290 mil millones de dólares para la conectividad regional en 2020. –VNA