Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi  (VNA) – Vietnam, la economía con mayor ritmo de crecimiento en el Sudeste Asiático, podrá convertirse en un centro de tecnología financiera (fintech) de esta región, afirma  la página web theaseanpost.com.

Según esa fuente, el país indochino mantuvo en los últimos años una expansión económica rápida y estable. En 2017, la economía nacional creció un 6,8 por ciento, superando las expectativas del gobierno.

Gracias al vigoroso desarrollo económico, la clase media creció, el poder adquisitivo mejoró, mientras el número de usuarios de internet se disparó, precisó la página web y evaluó que esos factores impulsaron el desarrollo de la economía digital.  

Estadísticas oficiales señalan que el 54 por ciento de los vietnamitas tienen acceso a la red, cifra que seguirá aumentando en los próximos años. El gobierno también adoptó numerosas iniciativas para promover el crecimiento de la economía digital.  

La publicación evalúa que con las potencialidades para el desarrollo económico basado en digitalización y las brillantes perspectivas económicas, Hanoi se convertirá rápidamente en un centro de negocios emergentes (startup) de tecnología financiera en la región.  

Según datos de la página Vietnam Briefing, en solo los primeros cuatro meses de 2017, casi 40 mil startups se establecieron en el país, equivalente a un incremento interanual de 14 por ciento. La tecnología financiera fue el sector más atractivo para los inversores al captar 129 millones de dólares en 2016.  

Theaseanpost.com valoró que durante los últimos años el ecosistema de fintech en Vietnam mejoró rápidamente. Las empresas que operan en ese sector realizan negocios en una amplia gama de ámbitos.

El apoyo del gobierno constituye otro factor para la atracción del país. En 2016, Vietnam estableció el Departamento de desarrollo de mercado y empresas de ciencia y tecnología, en aras de ofrecer asistencia a la formación del personal, el asesoramiento y el respaldo financiero para las compañías, según la fuente.  

El gobierno también aplicó preferencias tributarias a los negocios. Además, el Fondo para la aceleración de las iniciativas de startup de Vietnam invirtió seis millones de dólares en esas firmas.  

El éxito alcanzado por numerosas entidades en el país indochino atrajo cada vez mayor atención de inversores extranjeros. El año pasado los fondos Korea Investment Partners y Mirae Asset Ventura Investment, de Corea del Sur, colocaron 10 millones de dólares en el desarrollador vietnamita de aplicaciones en celulares Appota.

Incluso gigantes mundiales aprovechan la popularidad de fintech en el país indochino. En ese sentido, Samsung Pay, subordinada al grupo surcoreano Samsung, ingresó al mercado en septiembre de 2017, tras firmar un acuerdo con la empresa de pago nacional NAPAS.
 
Luego, Alibaba de China suscribió un memorando de entendimiento con NAPAS para permitir a turistas de ese país utilizar la aplicación de pago Alipay en Vietnam.  

El artículo concluye que esta nación indochina superó un largo camino para convertirse de un país dependiente de la agricultura en una economía con impresionantes potencialidades de fintech en el Sudeste Asiático. – VNA