Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Da Nang, Vietnam (VNA) - Un taller para analizar la cooperación entre Vietnam y Estados Unidos en la desintoxicación de tierras contaminadas por el Agente Naranja/dioxina en el aeropuerto de Da Nang, base militar de la tropa norteamericana hasta 1975, se efectuó hoy en esta ciudad centrovietnamita.

Hasta el momento, la Oficina de la Dirección Nacional para la superación de las secuelas de bombas, minas y tóxicos postguerra (denominada Oficina 701) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) han coordinado limpiar más de 32 hectáreas del área afectada por esa sustancia tóxica que Washington utilizó en la guerra pasada.
 
El aeródromo de Da Nang es uno de los “puntos candentes” de la contaminación por dioxina en Vietnam. El primero de abril de 2011, el Ministerio de Defensa aprobó el proyecto de desintoxicación de ese lugar, realizado por el Comando de la Fuerza Aérea y Antiaérea en coordinación con la USAID.

El presupuesto destinado a ese plan superó los 112 millones de dólares, de los cuales 110 millones provinieron de la ayuda oficial no reembolsable del Gobierno estadounidense.
 
Gracias a este  proyecto se han limpiado unos 90 mil metros cúbicos de suelos intoxicados, y se han aislado otros 50 mil con bajo nivel de contaminación, además de entregar a las autoridades locales 18,7 hectáreas que ya están libres de intoxicación.

Se prevé que unas 14 hectáreas de tierra ya limpiadas se concedan mañana al gobierno local para servir a la expansión del aeropuerto de Da Nang.

Than Thanh Cong, jefe de la Oficina 701, destacó el significado del proyecto para el medio ambiente y la salud de las personas y reiteró que sus alentadores resultados demuestran el compromiso de Washington de trabajar en estrecha colaboración con Vietnam para superar las consecuencias de la guerra.  

Durante el simposio, los participantes señalaron algunos desafíos en la implementación del plan, incluidos los relativos a las técnicas de tratamiento debido al clima local.

Durante el lapso 1961-1971, la aviación estadounidense roció sobre territorio vietnamita 80 millones de litros de herbicida que contenían 400 kilogramos de dioxina, uno de los componentes químicos más tóxicos conocidos por el hombre.

La mayor guerra química en la historia dejó a seis millones 800 mil vietnamitas expuestos al letal tóxico. Miles de ellos fallecieron, mientras otros millones de víctimas y sus descendientes padecen hoy de enfermedades causadas por el defoliante.

Datos oficiales señalan, además, que en Vietnam alrededor de seis millones de hectáreas están aún contaminadas por bombas, minas y dioxina. – VNA