Hanoi (VNA) - El noveno Diálogo de política-seguridad-defensa entre Vietnam y Estados Unidos se efectuó hoy aquí, centrado en trazar las orientaciones de la cooperación bilateral en esos sectores.

Escenario del encuentro (Fuente: baoquocte.vn)

El vicecanciller vietnamita Ha Kim Ngoc y la subsecretaria adjunta principal de Estado, Tina Kaidanow, reconocieron los avances de los nexos bilaterales desde el establecimiento de la asociación integral en 2013.

Coincidieron en que el 2017 fue un año exitoso de las relaciones entre las dos partes, al ser escenario de la visita del primer ministro Nguyen Xuan Phuc -la primera realizada por un dirigente sudesteasiático a Estados Unidos en el año pasado- y de la gira del presidente Donald Trump por Vietnam, el primer destino del dueño de la Casa Blanca en el Sudeste Asiático.

Kim Ngoc afirmó que Vietnam aspira a un crecimiento estable, ampio, profundo y efectivo de las relaciones bilaterales, el cual se basa en el respeto a la independencia, la soberanía, la integridad territorial y el régimen político de cada parte, y contribuye al mantenimiento de la paz, estabilidad, cooperación y desarrollo en Asia-Pacífico y en el mundo.

Propuso que ambas partes deplieguen con eficiencia los acuerdos alcanzados por altos dirigentes en 2017, mantengan el intercambio de delegaciones y los mecanismos de diálogo, e impulsen la cooperación económica, comercial e inversionista.

Además, instó a fortalecer la colaboración en el sector de asistencia humanitaria y mitigación de secuelas de guerra.

Tina Kaidanow ratificó que que los nexos económicos, comerciales e inversionistas constituyen el impulso de la cooperación bilateral en el futuro y pidió fomentar los vínculos en la esfera de defensa-seguridad.

Afirmó que Estados Unidos continuará apoyando a Vietnam en la solución de secuelas de guerra, y evaluó que ambas partes tienen plenas potencilidades para profundizar la colaboración en ámbitos como asistencia humanitaria, rescate en desastres naturales, seguridad marítima y comercio de defensa.

Al intercambiar criterios sobre los asuntos regionales e internacionales de interés mutuo, las dos partes reiteraron el respaldo al protagonismo de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en los asuntos referentes a la paz, seguridad, cooperación y desarrollo en la región, así como al impulso de los esfuerzos comunes contra la proliferación de armas nucleares, el terrorismo y crímenes transnacionales. 

Particularmente, ratificaron la importancia de garantizar la seguridad y libertad de la navegación marítima y aérea y el comercio libre en el Mar del Este.

Exhortaron a evitar el uso de la fuerza o la amenaza de utilizarla, resolver las disputas por medios pacíficos y concordantes con las leyes internacionales, en particular la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, y con respeto a los procesos diplomáticos y jurídicos.

También abogaron por el cumplimiento cabal y efectivo de la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este, y por el establecimiento pronto de un código al respecto. - VNA