Auckland (VNA) – Vietnam y Nueva Zelanda emitieron hoy una Declaración conjunta, en ocasión de la visita oficial que realiza aquí el primer ministro del país indochino, Nguyen Xuan Phuc.  
Los premieres Nguyen Xuan Phuc y Jacinda Ardern (Fuente: VNA)

Durante su estancia en Nueva Zelanda, que concluye mañana, el premier vietnamita sostuvo encuentros con su homóloga, Jacinda Ardern, y el presidente de la Cámara de Representantes, Trevor Mallard, así como asistió al Foro Empresarial binacional, según el documento.  

En las conversaciones, los dos primeros ministros acordaron incrementar el intercambio de delegaciones de alto nivel y mantener los mecanismos de cooperación para compartir criterios sobre temas de interés mutuo como el cambio climático, la estructura regional, los asuntos consulares y los derechos humanos.  

En particular, abogaron por concluir los preparativos para elevar la asociación integral bilateral a nivel estratégico.  

Ambas partes también formularon votos por ampliar la colaboración en el sector de defensa-seguridad, particularmente en lo referente a la industria militar, la ciberseguridad y la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, el lavado de dinero y la migración ilegal.  

Por otro lado, manifestaron su convicción de la factibilidad del objetivo de elevar el intercambio comercial bilateral de mil 240 millones de dólares actualmente a mil 700 millones en 2020.  

Para materializar esa meta, los dos jefes de gobierno se pronunciaron por reducir las barreras comerciales, especialmente para los productos agrícolas. Además, coincidieron en que la designación de un consejero agrícola en la Embajada de Nueva Zelanda en Vietnam, la publicación del plan para importar el rambután del país indochino y el acuerdo de cooperación sobre la higiene alimentaria constituyen avances importantes de la colaboración bilateral en la agricultura.  

Tras reconocer que el intercambio de inversiones todavía no se corresponde con las potencialidades de los dos países, ambas partes acordaron llamar a capitales en las ramas de agricultura de alta tecnología, energía verde e infraestructura.

Además, apreciaron los efectos positivos de la ayuda oficial al desarrollo suministrada por Nueva Zelanda a Vietnam, y se comprometieron a continuar intercambiando experiencias en los ámbitos priorizados por Hanoi, tales como agricultura, gestión de riesgos de desastres naturales y energías renovables.  

A la vez, subrayaron la importancia de fortalecer los nexos entre las entidades gubernamentales, universidades, institutos, empresas y organizaciones no gubernamentales de los dos países.  

Durante la visita de Xuan Phuc, la primera ministra Jacinda Ardern anunció un programa de cooperación valorado en un millón 500 mil dólares neozelandeses para ayudar a agricultores vietnamitas a modernizar la producción, así como un proyecto de energías renovables.  

Por otra parte, los dos premieres catalogaron la asistencia en la educación y formación como uno de los pilares de las relaciones bilaterales en la actualidad y la asociación estratégica en el futuro.

En ese sentido, saludaron la renovación del plan de cooperación educativa estratégica para el período 2018-2020 y fijaron la meta de incrementar el número de estudiantes vietnamitas en Nueva Zelanda en 30 por ciento en 2020.  

Después de destacar el desarrollo de los nexos turísticos, ambos dirigentes propusieron ampliar la conectividad aérea entre las dos naciones. Jacinda Ardern apreció la aplicación por Vietnam del visado eletrónico a turistas neozelandeses.

Con respecto a los asuntos regionales e internacionales de interés mutuo, ambas partes acordaron mantener la coordinación en los foros multilaterales, con el fin de fortalecer la prosperidad de la región y resolver los desafíos de seguridad comunes.  

Nueva Zelanda ratificó su respaldo a la candidatura de Vietnam a un escaño no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas del mandato 2020-2021.  

Particularmente, los dirigentes reconocieron la importancia de profundizar la integración económica regional y respaldar la liberalización del comercio en Asia-Pacífico.

En ese sentido, saludaron la reciente firma en Chile del Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP) y reiteraron el compromiso de concluir con prontitud la ratificación de ese tratado.  

Además, manifestaron su interés en alcanzar un resultado progresivo, integral, de calidad y mutuamente beneficioso en las negociaciones del Tratado de Asociación Económica Integral Regional (RCEP).

Jacinda Ardern felicitó a Vietnam por la organización exitosa del Año del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC 2017) y propuso que el país indochino comparta a Nueva Zelanda experiencias cuando acoga ese evento en 2021.  

Xuan Phuc destacó la creciente cooperación entre Nueva Zelanda y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), mientras Ardern ratificó el rol central del bloque en la reestructuración regional.  

Ambas partes coincidieron en la importancia de mantener la paz, seguridad y estabilidad en el Mar del Este mediante el cumplimiento de los compromisos internacionales, el respeto a los procesos jurídicos y diplomáticos, la solución pacífica de las disputas y la garantía de la libertad de navegación marítima y aérea sobre la base de las leyes universales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.  

También llamaron a cumplir cabalmente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este y a establecer con prontitud un código al respecto. – VNA