Nguyen Phu Trong y Raúl Castro, durante la visita realizada por el mandatario cubano a Vietnam en 2012 (Fuente: VNA)
 
Hanoi (VNA) – La próxima visita a Cuba del secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, marcará un nuevo avance en las relaciones bilaterales y ratificará la amistad y la solidaridad inquebrantable entre los dos pueblos.  

Hanoi y La Habana establecieron los nexos diplomáticos el 2 de diciembre de 1960, hecho histórico que reflejó las aspiraciones e intereses de ambos pueblos, y constituyó un ejemplo del internacionalismo revolucionario.  

Con ese acontecimiento, Cuba se convirtió en el primer país en América en establecer relaciones con Vietnam (entonces República Democrática de Vietnam).  

Crearon el fundamento de esos vínculos los líders de los respectivos pueblos, Ho Chi Minh y Fidel Castro, altos funcionarios estatales y gubernamentales, y los ciudadanos de las dos naciones.

Los nexos entre Hanoi y La Habana constituyen un ejemplo excepcional en la historia moderna del mundo: A lo largo de más de la mitad del siglo, ambos países permanecieron codo a codo en la lucha por la independencia y la libertad. En la actualidad, sus relaciones se consolidan en el interés de la construcción y salvaguarda del socialismo.  

Esas relaciones de amistad, solidaridad y fraternidad, que fueron puestos a prueba con el fuego, han llegado a ser un símbolo de nuestro tiempo, un tesoro protegido y nutrido por los dos Partidos y pueblos, y transmitido a las generaciones sucesoras.  

En los momentos más difíciles de la lucha por indenpendencia de Vietnam, los hermanos cubanos ofrecieron al pueblo indochino el respaldo material y espiritual. En ese sentido es de destacar las palabras de Fidel Castro cuando expresó: “¡Por Vietnam estamos dispuestos a dar nuestra propia sangre!”.

Durante los años 90 del siglo pasado, después de la desaparición de la Unión Soviética (La Habana y Moscú mantenían estrechas relaciones económicas), Vietnam entregó al país caribeño artículos de primera necesidad como arroz, ropas y útiles escolares. Hanoi siempre consideró el apoyo y la solidaridad con La Habana una responsabilidad de cada vietnamita.  

Después de 58 años, las relaciones sembradas por Ho Chi Minh y Fidel Castro se han desarrollado y profundizado en múltiples esferas. El fortalecimiento de esos vínculos constituye un factor que contribuye a la salvaguarda y al fomento del socialismo en los dos países.  

El intercambio frecuente de visitas de alto nivel ha sido esencial para impulsar la cooperación en sectores clave como política, defensa, economía, comercio e inversión.  

El intercambio comercial bilateral se aproximó a 250 millones de dólares en 2016, equivalente a un incremento de 14,6 por ciento. De esa suma, las exportaciones vietnamitas totalizaron 245 millones de dólares, cifra que representa un aumento de 14,1 por ciento.  

El año pasado las transacciones sumaron 224 millones 300 mil dólares, de ellos 217 millones provinieron de los envíos vietnamitas a la nación caribeña. El país indochino exporta a Cuba arroz, café, sustancias químicas, confecciones textiles, calzado, computadoras, materiales de construcción, cerámica y maquinaria, e importa vacunas y otros productos farmacéuticos.  

Cuba constituye un mercado tradicional del arroz vietnamita, con un volumen anual promedio de 400 mil toneladas, equivalente a dos tercios de la demanda de la nación caribeña.  

Ambas partes aceleran el establecimiento del nuevo Tratado de Libre Comercio, con el fin de elevar la cooperación económica al nivel de los nexos políticos e incrementar el intercambio comercial a 500 millones de dólares en los próximos cinco años.  

Durante una recepción efectuada en enero pasado a la embajadora cubana aquí, Lianys Torres Rivera, el secretario general Phu Trong subrayó que el 2018 marca los 45 años de la visita de Fidel Castro a la zona liberada de Quang Tri y constituye una ocasión para que ambas partes intensifiquen la educación de las generaciones jóvenes sobre las relaciones de amistad entre los dos pueblos.  

En ese sentido, la visita oficial a Cuba de Phu Trong posibilitará a dirigentes de los dos países definir las acciones encaminadas a impulsar la cooperación en el nuevo período de desarrollo de cada nación. También ratificará la determinación de Hanoi de fortalecer los lazos de solidaridad y colaboración con La Habana. – VNA