Combatientes filipinos en enfrentamientos a insurgentes en Marawi (Fuente: VNA)
 
Manila (VNA) - Los militares filipinos anunciaron que tres malasios, un indonesio y posiblemente extremistas árabes han sido ultimados en la ciudad de Marawi, justo cuando esos combatientes islámicos intentaban quemar completamente la urbe como parte de una conspiración destinada a ganar influencia para el autodenominado Estado Islámico (EI).

La agencia de noticias AP citó al jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Filipinas, Eduardo Año, diciendo que el ejército ha hecho avances y ha detenido la invasión de los rebeldes que se mantiene en curso desde hace una semana en la ciudad de Marawi.

Afirmó que un importante militante filipino murió durante los enfrentamientos, mientras otros líderes insurrectos resultaron heridos.

Las fuerzas estatales ahora controlan alrededor del 70 por ciento de la ciudad sureña, mientras que algunos grupos insurgentes todavía se mantienen ocultos en la zona.

La violencia en la ciudad estalló el 23 de mayo cuando las fuerzas de seguridad allanaron la casa que se sospechaba servía de refugio a Isnilon Hapilon, un comandante del grupo de Abu Sayyaf y líder de una rama del EI en Filipinas.

Los combates se desencadenaron cuando la policía y el ejército de Filipinas intentaron arrestar al insurrecto Isnilon Hapnilon del grupo terrorista Abu Sayyaf, partidario del Estado Islámico. Otro grupo asociado con el EI, el Maute, asedió la ciudad de Marawi.

Con anterioridad, el ejército filipino informó que cerca de 40 terroristas fueron eliminados durante los enfrentamientos. – VNA