Hanoi (VNA) - Con 485 votos a favor (98,18 por ciento del total), Nguyen Xuan Phuc fue reelegido hoy como primer ministro de Vietnam, durante la sesión matutina de hoy del primer período de sesiones de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de la XIV legislatura. 

El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc (Fuente: VNA)


En su juramento ante el Parlamento, el recién reelegido jefe de gobierno vietnamita se comprometió a ser absolutamente fiel a la Patria, al Pueblo y a la Constitución de la República Socialista de Vietnam y esforzarse por cumplir con las tareas asignadas por el Partido Comunista, el Estado y el pueblo. 

En su discurso después de la ceremonia, Xuan Phuc expresó su orgullo por ser reelegido como premier y afirmó que empleará el máximo esfuerzo por servir a la Patria y al pueblo. 

Señaló las oportunidades y desafíos para el país en el desarrollo socioeconómico e integración internacional, teniendo en cuenta que Vietnam ocupa el sitio 14 en la lista de países con mayor población del mundo, sin embargo, su economía se sitúa en la posición 48 y el Producto Interno Bruto, en el lugar 133. 

Con una gran presión de deuda pública, un débil tratamiento de débitos malos y un limitado capital destinado al desarrollo, el Gobierno necesita racionalizar el aparato administrativo estatal en distintos niveles, centrado en el ahorro del presupuesto y el uso eficaz de bienes públicos. 

Subrayó la importancia de las reformas institucionales, la mejora del sistema educativo y del sector científico-tecnológico, especialmente la protección del medio ambiente. 

Desastres naturales, incluidas las sequias y penetración del agua del mar en los últimos tiempos, han provocado las consecuencias más severas de la historia, lo que requiere acciones más proactivas ante los retos de la variación climática, dijo. 

Xuan Phuc destacó la necesidad de hacer uso máximo de los recursos potenciales de la nación, sobre todo la fuerza laboral, que en palabras más concretas, son las generaciones jóvenes de hoy. 

“Estamos responsables de formar a la juventud, invirtiendo más en la educación, dedicando un presupuesto apropiado al perfeccionamiento de las infraestructuras educativas y mejorando las condiciones de vida y tránsito a los escolares en las zonas remotas”, recalcó. 

Hay que crear oportunidades equitativas en el estudio, el empleo y la promoción laboral para estimular a los talentos, así como proveer a todas las clases en la sociedad el acceso a las escuelas y oportunidades de convertirse en líderes del país en el futuro, señaló. 

Aludiendo al incidente ambiental causado por residuos tóxicos vertidos por el grupo taiwanés Formosa en el mar vietnamita, Xuan Phuc afirmó que ese caso sirve como lección valiosa sobre la política de recepción y gestión de los proyectos de inversión extranjera. 

“Estamos determinados a evitar la repetición de similares hechos. Debemos revisar los grandes proyectos, controlar estrechamente los compromisos de los inversores sobre el medioambiente y la transferencia tecnológica”, enfatizó. 

Reiteró la voluntad de incrementar la conectividad entre los sectores público y privado en la economía nacional, mejorar el entorno de inversión mediante la reforma radical de los procedimientos administrativos, la solución de las dificultades para las empresas y el estímulo a los emprendedores de negocios y a la innovación, así como mediante el desarrollo de las compañías privadas, pequeñas y medianas y el impulso de la integración de las firmas vietnamitas en las cadenas de valor globales. 

Tras referirse a lecciones históricas sobre la necesidad del imperio de la ley, afirmó que el gobierno gestiona la sociedad por instrumentos legales y a la vez debe respetar plenamente la legislación nacional, tomando la satisfacción del pueblo como parámetro de la eficiencia de la administración estatal, fortaleciendo la lucha contra la corrupción, el despilfarro y la burocracia, y sancionando estrictamente a todas las violaciones. 

Además, reafirmó la determinación de mantener firme la independencia, la soberanía e integridad territorial de la Patria, salvaguardar la soberanía de Vietnam en el Mar del Este y llamar a las partes concernientes a respetar y cumplir las leyes internacionales, no complicando la situación. 

Al mismo tiempo, hay que actuar de manera proactiva en las relaciones exteriores y en la integración global, como contribución al mantenimiento de la seguridad política y el orden social para crear un entorno pacífico y favorable para el desarrollo, declaró. 

Ante la Asamblea Nacional, Xuan Phuc se comprometió a aprovechar las oportunidades y superar las dificultades para construir un gobierno constructivo al desarrollo, que acompañe a todo el Partido, todo el pueblo y todo el ejército en el impulso integral del proceso de Doi Moi (Renovación), el cumplimiento de los objetivos de desarrollo socioeconómico en el quinquenio 2016 – 2020 y la creación de condiciones favorables para el continuo progreso sostenible en el futuro más lejano. 

El gobierno y el primer ministro escucharán severamente las opiniones y aspiraciones del pueblo y la comunidad empresarial, promoverán la fuerza de la gran unidad nacional y construirán un Vietnam socialista potente, donde su población disfrutará de la vida prospera y feliz, prometió. 

La Asamblea Nacional aprobará el personal para algunos cargos del gobierno en las próximas sesiones. – VNA