Hanoi (VNA)- El Instituto de Hidrometeorología y Cambio Climático de Vietnam, la Embajada de Alemania y la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de ese país europeo (GiZ) organizaron hoy un seminario para revisar los resultados de un proyecto encaminado a minimizar los impactos de los fenómenos naturales.
 
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Al intervenir en la apertura, el viceministro del Recursos Naturales y Medio Ambiente, Le Cong Thanh, elogió la eficiencia del programa “Asistencia a las acciones dirigidas a aliviar el cambio climático en concordancia con las condiciones nacionales" (NAMA) en Vietnam, patrocinado por Alemania.

Valoró que el mismo ayuda en gran medida a la construcción de las políticas relacionadas, la implementación del Acuerdo del Clima de París, centrado en el cumplimiento de la contribución nacional orientada a la mitigación del cambio climático (NDC, por sus siglas en inglés).

El proyecto NAMA fue desplegado por el Instituto de Hidrometeorología y Cambio Climático en cuatro años (2014-2018), con una ayuda no reembolsable de cuatro millones 600 mil euros.

Está enmarcado en la Iniciativa Internacional del Clima patrocinada por el Ministerio de Medio Ambiente, Conservación Natural y Seguridad Nuclear de Alemania.

El director del Instituto, Nguyen Van Thang, dijo que durante cuatro años de ejecución, el plan ayudó a fortalecer la capacidad de medición, reporte, verificación y de negociación sobre el cambio climático; y revisar la actualización de la NDC y el Acuerdo de París.

Además, dijo, NAMA es un instrumento que permite la vigilancia sistemática de los objetivos y la política de Vietnam sobre el cambio climático.

Según Anna Schreyoegg, asesora del proyecto NAMA-Giz Vietnam, el programa contribuye a realizar dos acciones concretas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, que incluyen el desarrollo de la infraestructura para buses amigables con el medio ambiente en las ciudades, y la aplicación de techos de energía solar en la industria textil.   

En el seminario, los expertos nacionales e internacionales debatieron la próxima hoja de ruta de NAMA, según la cual Giz cooperará con el Departamento de Cambio Climático para desplegar el proyecto “Asistencia a Vietnam en la implementación del Acuerdo de París”.
 
Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático en todo el mundo. Las proyecciones muestran que las emisiones de gases de efecto invernadero en esta nación indochina están en aumento, impulsadas principalmente por el sector de la energía.

Según cálculos preliminares, el país emitirá 400 millones de toneladas de dióxido de carbono para 2018, 500 millones de toneladas para 2020, 600 millones de toneladas para 2025 y 800 millones de toneladas para 2030.

Los impactos del cambio climático ya son notables en todo el país. La temperatura promedio está aumentando más rápido en comparación con la tendencias mundial, los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más frecuentes e intensos y sube el nivel del agua del mar.

Una NAMA es una medida voluntaria que lleva a cabo un país en vías de desarrollo, que no está sujeto a compromisos de reducción de emisiones en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Las NAMA pueden recibir apoyo de un país industrializado en forma de medidas de financiación, Transferencia de tecnologías y/o desarrollo de capacidades.– VNA