Manila (VNA)- Después de seis semanas de la flexibilización de las restricciones, unos 250 mil pobladores filipinos entrarán a partir de mañana o el día siguiente en un nuevo período de cuarentena debido al número creciente de los contagios del COVID-19.
Aplicaran en parte de Manila nueva etapa de confinamiento por el COVID-19 hinh anh 1En Manila (Fuente:Xinhua/VNA)


De acuerdo con Toby Tiangco, alcalde de la ciudad de Navotas, una de las 16 localidades que conforman la capital, los residentes de esta urbe deben quedarse en casa dos semanas como parte de los esfuerzos para evitar el rebrote de la epidemia.

Tal medida se aplica debido al incumplimiento del distanciamiento social por parte de los ciudadanos y el aumento de las infecciones durante las últimas dos semanas en Navotas, una de las zonas más pobres de Manila, señaló el funcionario.

En concreto, detalló, los pobladores de esta ciudad podrán ir a trabajar, pero no hacer ejercicios físicos al aire libre, mientras las tiendas y empresas permanecerán abiertas, pero los restaurantes ofrecerán solo comidas para llevar.

Toby Tiangco también propuso a la policía capitalina el despliegue de efectivos para garantizar el cumplimiento de las normas y arrestar a los infractores.

Manila experimentó la primera etapa del distanciamiento social contra el COVID-19 a mediados de marzo y solo comenzó a levantar las restricciones a inicios de junio, agregó.

Hasta el momento, Filipinas se ubicó en el segundo lugar en la lista de los países del Sudeste Asiático con la mayor cifra de contagios del coronavirus al registrar 57 mil casos confirmados y mil 599 víctimas fatales por ese mal./.
VNA