Hanoi (VNA)- La cantidad de turistas que acuden a la provincia norvietnamita de Ha Giang se incrementó un 10 por ciento en los últimos cuatro años, gracias a la declaración por la UNESCO en 2010 de la Meseta Rocosa de Dong Van como Geoparque Global.
 
Paso Ma Pi Leng, en la Meseta Rocosa de Dong Van. (Fuente: VNA)

La provincia de Ha Giang acogió a más de un millón de turistas en 2018, e ingresó más de 43 millones de dólares por los servicios turísticos.

Jonathan, un turista iraní, dijo que vino a Vietnam y a la Meseta Rocosa de Dong Van, en específico, por las recomendaciones de sus amigos, y se sintió muy feliz por haber venido.   

“Es preciosa. Los locales son muy amables y el paisaje es hermoso”, expresó.

Según los datos del Servicio provincial de Cultura, Deportes y Turismo, Ha Giang recibió casi 300 mil vacacionistas en el primer trimestre del año.

El desarrollo del turismo ayuda a los locales a obtener un ingreso sostenible, ya que los mismos pueden ofrecer sus campos y casas al servicio de la demanda de los visitantes, destacó Lam Tien Manh, subdirector del Servicio provincial.

En este sentido, ratificó la importancia de conservar los valores culturales del pueblo, los paisajes, la arquitectura, el conjunto de rocas y la diversidad de los estratos de la meseta.

Por tratarse de una región montañosa, que carece de tierra y agua para el desarrollo agrícola, el impulso del turismo no solo contribuye a mejorar la vida de los locales, sino también al desarrollo socioeconómico de esta provincia norteña.-VNA