Manila (VNA) - La Cámara de Representantes (cámara baja) de Filipinas inició este martes las discusiones sobre posibles enmiendas a la Constitución que han existido en el país durante tres décadas.
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: VNA)


La modificación de la Carta Magna apunta a allanar el camino para un cambio a una forma diferente de gobierno: unitario a federal, uno de los pilares clave de la campaña electoral del presidente Rodrigo Duterte en 2016, buscando un remedio a lo que él llamó "negligencia" por el establecimiento de políticas del poder céntrico en Manila, que ha dejado a las provincias en una pobreza perpetua.

Los representantes de la cámara baja votarán y aprobarán una resolución esta semana que permitiría a ambas cámaras del Congreso discutir la revisión de la Constitución.

Los aliados de Duterte, que dominan el parlamento de casi 300 miembros, esperan una Constitución que permita ampliar ambas cámaras legislativas, alargar los términos de los legisladores, otorgar a las provincias más autonomía financiera y tener un primer ministro como jefe de gobierno y un presidente electo por separado. – VNA