Phnom Penh, 3 abr (VNA)- El primer ministro de Camboya, Hun Sen, urgió hoy a los órganos gubernamentales y a las fuerzas armadas nacionales a fortalecer la seguridad en ocasión de las celebraciones del Año Nuevo Tradicional de Bunpimay, conocido también como la fiesta de salpicadura de agua.
El primer ministro de Camboya, Hun Sen (Fuente:VNA)

Al resaltar que la seguridad de los ciudadanos constituye una prioridad, el jefe del gobierno exhortó a limitar la costumbre de rociar agua entre sí o lanzar bolsas de agua a los turistas, así como tratar de pintar carbón y pigmentos en la cara de otras personas durante los festejos.

La costumbre de lanzar bolsas de agua mutuamente no es una tradición de los jemes y es peligroso pues puede causar accidentes de tránsito, sí se tiran a personas frente al volante, alertó el dirigente.

Anunció también que las empresas de transporte urbano de Phnom Penh ofrecerán servicios gratuitos del 12 al 18 de abril, a la vez que evitará el aumento de precios del transporte en la ocasión.

Según el calendario tradicional de Camboya, las celebraciones del Año Nuevo Nacional se desarrollarán del 14 al 16 del presente mes.-VNA
VNA-INTER