La Aduana del aeropuerto internacional de Noi Bai, en Hanoi, confiscó 50,2 kilogramos de colmillos de elefantes, que intentaron introducir ilegalmente dos ciudadanos vietnamitas en el país.

La policía ya arrestó a Trieu Viet Phong y Le Ngoc Dinh, dueños de la carga, quienes venían desde Rusia en el vuelo SU290.

Con anterioridad, autoridades aduaneras detectaron en el mismo lugar 122,3 kilogramos de marfil, escondidos en los equipajes de Le Van Nam y Le Viet Duong, del distrito Ung Hoa, en Hanoi, quienes procedían de Singapur.

Este comercio está oficialmente prohibido desde 1989 bajo la Convención de Naciones Unidas para la Protección de Especies Amenazadas, la cual ha ayudado a recuperar las poblaciones de paquidermos en muchas naciones africanas, donde estaban al borde de la extinción.

Sin embargo, el mercado internacional se sigue alimentando de marfil ilegal, utilizado para la fabricación de joyas y objetos de decoración. Vietnam prohibió en 1992 este tipo de operación comercial. – VNA