Una calle en Hanoi. (Fuente: VNA)

Washington (VNA) - La segunda Cumbre entre Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea (RPDC) eleva la posición de Vietnam en la arena internacional e incrementa su contribución a la paz en la región y el mundo, afirmó Hunter Marston, exinvestigador del Instituto Brookings.  

En una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias en vísperas de ese encuentro histórico, el experto recalcó además que este acontecimiento esperado y seguido por la comunidad internacional constituye una oportunidad para que la nación asiática demuestre su capacidad de organizar exitosamente importantes eventos,

El experto apuntó que Vietnam, miembro importante de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), así como una economía dinámica en la región, es un socio diplomático clave de numerosos países, entre ellos Estados Unidos, Australia, la India y Japón.

Recordó que la nación indochina organizó recientemente importantes conferencias regionales e internacionales como el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC 2017), en Da Nang,  y el Foro Económico Mundial sobre la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (FEM ASEAN 2018), en Hanoi. 

Por su parte, Amy Searight, directora del Programa sobre el Sudeste Asiático del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, también evaluó que en los últimos tiempos, Vietnam consolidó su prestigio como sede de grandes eventos mundiales.

Como Singapur, la nación indochina es segura y económicamente dinámica, posee una fuerza laboral calificada y es una gran atracción para los inversores, explicó.

Añadió que con efectivas políticas económicas -entre ellas su impulso al Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP)- Vietnam es un buen ejemplo para otros países en la región.  

Richard Cronin, asesor de asuntos de Asia-Pacífico del Instituto Stimson, aseguró que la reunión entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un facilitará a Vietnam a promocionar sus potencialidades económicas y demostrar al resto del mundo su apertura.  

El país podrá divulgar su imagen en la escena mundial y resaltará su avance económico e influencia regional, valoró, tras lo cual se refirió al hecho de que Vietnam desempeñará la presidencia de la ASEAN en 2020 y es candidato a un escaño no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas del mandato 2020-2021.

Por su parte, Anthony Nelson, director de asuntos de Asia Oriental-Pacífico de la consultoría Albright Stonebridge, se sumó al criterio de que el referido evento patentiza la creciente posición de Hanoi en la arena internacional, así como su papel como socio de potencias mundiales.  

Según el experto, la RPDC espera la participación de la ASEAN en la próxima cumbre, pues esa nación aspira a mantener buenas relaciones con el bloque sudesteasiático, mientras que la agrupación busca fortalecer su papel en la región, y Vietnam es uno de sus miembros más dinámicos, analizó.

También consideró la próxima cita como un reconocimiento de Washington a Hanoi como socio confiable en asuntos de seguridad. - VNA