Ciudad Ho Chi Minh (VNA) El cumplimiento de Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM) constituye una responsabilidad para Vietnam, a la vez que estimula al país a promover la cooperación internacional con el fin de  garantizar los derechos de los migrantes, afirmó hoy un alto funcionario.  

Crea pacto migratorio mundial nuevas oportunidades y responsabilidades para Vietnam hinh anh 1Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Al intervenir en una conferencia sobre la divulgación del mencionado convenio, el vicecanciller vietnamita, To Anh Dung, evaluó que la ratificación del GCM marca un avance importante en la cooperación entre el país y otras partes en ese asunto, así como crea las bases para el perfeccionamiento del marco legal nacional al respecto.  

Por su parte, Mark Brown, jefe en funciones de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones de Vietnam, afirmó que los crecientes flujos de personas benefician a la nación con conocimientos y una gran cantidad de remesas.

Sin embargo, esa tendencia también plantea al país complejos problemas relacionados con los derechos e intereses de los migrantes, admitió, y reconoció el firme compromiso de Hanoi con el impulso del GCM, en beneficio de todas las partes.  

Los participantes intercambiaron criterios sobre las prioridades y acciones concretas de Vietnam para cumplir el GCM, así como acerca de las medidas para luchar contra la trata de blancas y la migración espontánea.  

Según datos oficiales, cada año más de 100 mil trabajadores vietnamitas son contratados en otros países, y decenas de miles de personas se casan con extranjeros. Mientras, más de 300 mil ciudadanos foráneos viven y trabajan en el país indochino.

El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, ratificado por Vietnam en diciembre de 2018, se elabora sobre la base de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes, aprobada en el LXXI período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre de 2016.

El documento, alcanzado tras 18 meses de consultas y negociaciones, no es vinculante y respeta la soberanía de los Estados para gestionar sus fronteras y sus políticas migratorias./.

VNA