Hanoi, 02 may (VNA)-  Vietnam considera la lucha contra la pesca ilegal como una misión permanente, lo que se refleja en la adopción de su Plan de Acción para el período 2025, subrayó Nguyen Quang Hung, subjefe del Departamento de Pesca del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

En una entrevista a la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA), Quang Hung puntualizó las acciones adoptadas por el gobierno en respuesta a la aplicación por la Unión Europea (UE) de la “tarjeta amarilla” al sector acuícola nacional.

Las medidas insisten en perfeccionar el marco legal al respecto, reforzar el control de los barcos, aumentar el nivel de multa contra las actividades ilícitas y mejorar la conciencia de pesqueros y empresas sobre la pesca ilegal, no declarada y no documentada (IUU por sus siglas en inglés).

Todo ello apunta a levantar la medida impuesta por la UE y para que el sector pesquero avance hacia la sostenibilidad de una manera responsable, aseguró.

Precisó que durante seis meses, del 23 de octubre de 2017 al 23 de abril de 2018- plazo fijado por el bloque comunitario para que el país indochino responda a sus recomendaciones sobre el tema-, las exportaciones nacionales de mariscos se vieron afectadas.

Quang Hung apuntó que se revisarán los expedientes de exportación de los productos agrícolas de Vietnam a fin de verificar su origen y evitar la pesca ilícita.

Junto con el trabajo de archivo y almacenamiento, se estima que las empresas deben pagar siete mil euros más por cada contenedor de productos, añadió el funcionario, y explicó que si se detecta cualquier signo vinculado con la captura ilegal, las mercancías serán devueltas.

Indicó que la decisión de la UE afecta el prestigio de la industria acuícola vietnamita y provoca otros efectos secundarios, dado que Europa es un mercado importante de mariscos nacionales.

Respecto a los esfuerzos de Hanoi en respuesta a la medida de la agrupación europea, Quang Hung subrayó que la captura ilegal disminuyó de forma significativa.

Apuntó que se registra solo un caso de violación en aguas de estados del Pacífico, mientras otros 11 ocurrieron en las zonas contiguas que aún sin demarcar.

Acerca de la responsabilidad de las empresas, Quang Hung reiteró que éstas se deben comprometer a no comprar productos de explotación ilegal y sin origen identificado.

Por su parte, la Asociación de Procesadores y Productores de Productos Acuícolas de Vietnam (VASEP por sus siglas en inglés) emitió el “libro blanco” en el que se relacionan los barcos infractores, agregó.

Confirmó que el gobierno, la cartera de Agricultura y Desarrollo Rural, y las agencias concernientes a nivel local continuarán esforzándose para poner fin a la pesca ilegal en aguas ajenas.

VNA- ECO