Combatients vietnamitas en una isla del archipiélago de Truong Sa (Spratly) (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) El cumplimiento serio por parte de Vietnam de la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982 patentiza la buena voluntad, el respeto y las expectativas de Hanoi sobre un orden legal justo en las aguas, afirmó una alta funcionaria de la cancillería del país indochino. 

En un artículo publicado recientemente en ocasión del aniversario 25 de la ratificación por Hanoi de la UNCLOS, Le Thi Tuyet Mai, jefa del Departamento de Derecho y Compromisos Internacionales, reiteró que al reconocer el 23 de junio de 1994 ese pacto mundial, el Parlamento vietnamita puso de relieve la determinación de trabajar con la comunidad global para construir un orden legal justo y favorable en interés del desarrollo y la cooperación en los mares. 

UNCLOS, marco jurídico integral sobre los mares y océanos  

De acuerdo con la alta funcionaria, también miembro del Comité Ejecutivo de la Sociedad Vietnamita de Derecho Internacional, la UNCLOS abarca normas integrales para demarcar las zonas marítimas, regular las actividades en los mares y océanos a nivel nacional, regional y global. 

La UNCLOS es superior a otros compromisos internacionales relacionados, al estipular que cualquier pacto entre dos o más países miembros sobre cualquier tema mencionado en la Convención, debe concordar con lo previsto en esa convención, recalcó. 

Además, los derechos y responsabilidades creadas por las leyes internacionales, siempre y cuando no contravengan la UNCLOS, se reconocen y se aplican por los tribunales o cortes de arbitraje autorizadas según la Parte XV del documento, añadió.

En ese sentido, las interpretaciones que dicen que la UNCLOS no es la única base legal, y que existen otros marcos formados antes de la misma para regular los asuntos en el mar, van en contra los objetivos de la Convención y subestiman sus valores, afirmó.

En ese sentido, subrayó la importancia de mantener la coherencia y la integridad de la UNCLOS.  

UNCLOS esclarece las normativas de las zonas marítimas, e intereses y responsabilidades de los estados 

De acuerdo con Tuyet Mai, la UNCLOS constituye la base para demarcar las áreas marítimas sometidas a la soberanía, los derechos soberanos y jurisdiccionales de los estados costeros (que incluyen las aguas internas, el mar territorial y la zona contigua, la zona económica exclusiva y la plataforma continental) y las áreas marítimas fuera de la jurisdicción nacional, incluidas  alta mar y el área internacional de los fondos marinos (fondos marinos y subsuelos, así como los recursos minerales como patrimonio común de la humanidad). 

La Convención también identifica los intereses y responsables de las naciones, al estipular que todas las actividades de exploración y explotación de recursos naturales en la zona económica exclusiva y la plataforma continental de un país deben ser autorizadas por el mismo, evaluó. 

Especificó que el Artículo 121 define el término “isla” como un área de tierra formada naturalmente y rodeada de agua, que siempre está por encima del nivel del agua durante la marea alta. 

Según la UNCLOS, una isla capaz de mantener la vida humana o la vida económica, tiene su propio mar territorial, zonas contiguas, zona económica exclusiva o plataforma continental aplicable a otro territorio terrestre, señaló. 

Mientras, las “rocas”, que son aquellas que no cumplen con los dos criterios mencionados, solo tienen su propio mar territorial de 12 millas náuticas, sin zona económica exclusiva o plataforma continental. Las elevaciones de marea baja no poseen mar territorial, tampoco zona económica exclusiva y plataforma continental; y su existencia no afecta la demarcación de las zonas marítimas.  

Esas estipulaciones constituyen la base para el reciente veredicto de una corte de arbitraje el cual afirma que ninguna estructura geográfica en el archipiélago vietnamita de Truong Sa (Spratly) posee zona económica exclusiva ni plataforma continental, y que sus islas no pueden crear zonas marítimas como una sola entidad. 

 UNCLOS establece instituciones y mecanismos para garantizar el cumplimiento del mismo, entre ellos un sistema para resolver las disputas referidas a su interpretación y aplicación 

Según Tuyet Mai, para garantizar su cumplimiento cabal y coherente, la UNCLOS crea instituciones y mecanismos con diferentes papeles y funciones, que se apoyan mutuamente. 

La Convención también establece un mecanismo, con procesos jurídicos y diplomáticos, para resolver las disputas relacionadas con su interpretación y aplicación. 

En consecuencia, cada vez que surge una disputa, los estados concernientes están obligados a intercambiar opiniones sobre la solución de las controversias a través de las negociaciones u otros medios pacíficos.

Si las partes no alcanzan un solución aceptable en un período razonable, pueden presentar la disputa ante los órganos judiciales internacionales para un veredicto vinculante, incluida la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar (ITLOS - establecido bajo el Anexo VI de UNCLOS), una corte de arbitraje (constituida de acuerdo con el Anexo VII de UNCLOS) o un tribunal arbitral especial (constituido de acuerdo con el Anexo VIII de UNCLOS). 

En esos casos, las partes también pueden contar con la Comisión de Conciliación (establecida de conformidad con el Anexo V de UNCLOS). Aunque las conclusiones y recomendaciones de esa entidad no son vinculantes, las partes están obligadas a realizar negociaciones, basándose en esas propuestas, para llegar a una resolución de la disputa.  

El veredicto de los órganos judiciales establecidos en virtud de la UNCLOS, especialmente el ITLOS o las cortes de arbitraje, contribuyen significativamente a la interpretación de la Convención y la aclaración de cuestiones controvertidas y ambiguas o cualquier reclamación o actividad contraria a la UNCLOS. 

Cabe señalar que la implementación efectiva de la UNCLOS por parte de sus estados miembros no solo se refleja en sus posiciones manifestadas en los foros mundiales y regionales sobre los mares y océanos, sino también depende de las acciones de los países en el uso de esas aguas, así como los recursos marinos, y requiere de buena fe y el debido respeto de cada estado miembro. 

Puntualizó Tuyet Mai que como miembro de la UNCLOS, Vietnam persiste en la solución pacífica de los asuntos en el Mar del Este, en concordancia con las leyes internacionales. 

Al mismo tiempo, la nación trabaja para cumplir seriamente la UNCLOS, particularmente en lo referido a la preservación de los recursos marinos, y está determinada a impulsar el respeto a la Convención, así como a defender la integridad y los valores jurídicos de ese marco global. - VNA