Se aplicará en 2018 el impuesto cero en 97 por ciento de las mercancías importadas de los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN), hecho que generará fuertes presiones sobre la competitividad de las empresas vietnamitas.

Así lo señaló el jefe del Departamento de las Políticas sobre Comercio Multilateral del Ministerio de Industria y Comercio, Luong Hoang Thai, en un taller en Hanoi sobre la lista de preferenciales especiales aranceles sobre importación de Vietnam para ejecutar el Acuerdo sobre el Comercio de Mercancías de la ASEAN (ATIGA) en el lapso 2015-2018 y oportunidades para las firmas domésticas.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Al analizar los desafíos que generará el convenio, el subjefe del Departamento de Cooperación Internacional del Ministerio de Finanzas Ha Huy Tung informó que hasta finales de 2014, Vietnam había eliminado aproximadamente el 72 por ciento de las líneas arancelarias de las exportaciones e importaciones totales a cero.

Desde enero de este año, el país redujo aún más mil 706 disposiciones arancelarias a cero y eliminará otras 669, o sea el siete por ciento del total, en 2018.

Se trata de las mercancías más sensibles en el comercio Vietnam- ASEAN, incluidos automóviles, motores y sus componentes, aceites vegetales y electrónicos.

Cigarrillos, explosivos y armas de fuego figuran entre las mercancías que Vietnam no eliminará gravámenes.

Pronosticó que la aplicación del impuesto cero en mil 706 líneas arancelarias este año hará aumentar el valor de importación y la tendencia de transacción comercial hacia la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia.

Sin embargo, valoró que el valor de la exportación nacional no crecerá, ya que Singapur, Tailandia, Brunei, Malasia, Indonesia y Filipinas, los seis países más desarrollados en la ASEAN, aplicaron a cero los gravámenes para todas las mercancías vietnamitas desde 2010.

Calificó de aún limitada la capacidad competitiva de las empresas nacionales en las finanzas y tecnología e indicó que las empresas domésticas enfrentan gran presión competitiva sobre la gestión de sus operaciones.

Sugirió a las compañías nacionales aumentar la inversión en los sectores de mayores ventajas, mejorar su competitividad, conocer bien las informaciones sobre el itinerario para la reducción de impuestos y elaborar de manera activa las estrategias para la producción y negocio a corto y largo plazo.

Por su parte, el vicedirector del Instituto Central para la Gestión Económica (CIEM) Vo Tri Thanh subrayó la necesidad de aumentar los intercambios entre gobierno y empresas, no sólo sobre los tratados de libre comercio sino también de las políticas, renovaciones, así como de cambios necesarios en los próximos tiempos.

De acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), el bloque sudesteasiático constituye el segundo mayor emisor de mercancías y el tercer receptor de los productos exportables vietnamitas, tras Estados Unidos y la Unión Europea (UE). - VNA