Hanoi, (VNA)- El viceprimer ministro de Vietnam, Truong Hoa Binh, exigió a las agencias pertinentes que aborden con firmeza las violaciones de la ley, así como casos de funcionarios corruptos y empleados públicos que amparan a los delincuentes.

Viceprimer ministro de Vietnam, Truong Hoa Binh, exigió a aborder con firmeza las violaciones de la ley y casos de funcionarios corruptos (Fuente: VNA)

El subjefe del Gobierno hizo esa demanda durante una reunión en línea celebrada la víspera, destinada a desplegar las tareas de los Comités directivos para la lucha contra el crimen y para la prevención y el control del contrabando, el fraude comercial y los productos falsificados.

En la cita, el viceministro de Seguridad Pública, teniente general Le Quy Vuong, informó que en 2018 se registraron más de 53 mil casos de violación del orden social, y más del 50 por ciento de los asuntos penales están relacionados con la apropiación indebida de bienes.

La corrupción tiende a disminuir, pero todavía existe ese fenómeno en varios campos, informó, y precisó que los delitos y las violaciones a la ley económica ocurrieron en las esferas de las finanzas, la banca, la gestión de tierras, los recursos naturales y la inversión en proyectos.

El contrabando, el comercio de productos prohibidos y el tráfico transfronterizo de bienes y dinero no muestran signos de disminución, señaló.

Agregó que los delincuentes de alta tecnología usan trucos nuevos, causando grandes económicas, mientras que el juego en línea también se ha vuelto complicado.

En la reunión, los participantes opinaron que es de suma importancia continuar mejorando la disciplina en la lucha contra el contrabando y el fraude comercial.

Señalaron que algunos funcionarios públicos muestran poca capacidad y moralidad degradada, lo que obstaculiza el combate contra los mencionados delitos.

Al aplaudir las mejoras en la prevención y el control del crimen, el vicepremier Truong Hoa Binh subrayó que esta es una tarea constante de todos los ministerios, sectores y localidades.

Atribuyó la complicada situación del contrabando y el negocio comercial ilícito a la falta de responsabilidad y a la débil administración, incluso a la complicidad de algunos funcionarios públicos con los criminales.

Solicitó que se intensifiquen las inspecciones y se erradique la corrupción en las agencias administrativas, para que la confianza de la población en los funcionarios y empleados públicos no se vea socavada. 

También es necesario prevenir los delitos dentro de las propias fuerzas autorizadas, como la seguridad pública, la aduana, la gestión del mercado, la guardia de fronteras, la guardia costera o las fuerzas fiscales, enfatizó.

Los funcionarios públicos que carecen de sentido de responsabilidad o muestran signos de cometer violaciones, deben ser manejados estrictamente para la pureza del aparato de los órganos estatales, destacó Hoa Binh.-VNA