Foto de ilustración (Fuente: VNA)
 
Hanoi​ (VNA) – El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Vietnam podrá alcanzar de 6,8 a 6,9 por ciento este año, gracias a tres principales empujes, valoró Pham Xuan Hoe, subdirector del Instituto Estratégico del Banco Estatal.  

En primer lugar, la recuperación de la economía mundial impulsará las exportaciones del sector de inversión extranjera directa y de productos agrícolas, explicó el economista durante una reciente entrevista. 
Además, una considerable cantidad de capitales estatales retirados de grandes empresas serán utilizados en proyectos de construcción de infraestructura, lo que constituirá un nuevo aliento para el mercado, añadió. 

En último lugar, la flexibilización por el gobierno de las políticas sobre el entorno de negocios estimulará al sector privado a invertir más en el mercado, afirmó.  

Con respecto a la balanza del presupuesto estatal, Xuan Hoe reiteró que en 2017 los ingresos superaron la meta trazada 2,3 por ciento, mientras los gastos se redujeron al 3,5 por ciento del PIB.  

La política de priorizar los proyectos de infraestructura a la hora de reinvertir los capitales retirados de empresas estatales constituye la base para el compromiso del gobierno de mantener el techo de las deudas públicas, valoró.  

En 2018, más actividades de desinversión serán realizadas, lo que garantizará una gran cantidad de capitales para el desarrollo de la infraestructura y aumentará la sostenibilidad de las deudas públicas, consideró.  

Además, estimó que el plazo de pago de los bonos gubernamentales se prolongará, impulsando la expansión del mercado de capitales.  

Al referirse a la balanza comercial de la economía, Xuan Hoe destacó que el gran superávit comercial, el eficiente desembolso de inversiones extranjeras directas y el incremento estable de las remesas posibilitaron que las reservas de divisas establecieran un récord de 52 mil millones de dólares. 

En 2018, el crecimiento del PIB, el mejoramiento de la balanza del presupuesto estatal y los avances en la reforma administrativa contribuirán a aumentar el superávit de la balanza de pago, recalcó.  

Por otro lado, Xuan Hoe pronosticó que la capacidad de los bancos de resolver las deudas incobrables mejorará, gracias a la estabilidad de la macroeconomía.  

Sin embargo, añadió, el control de la inflación enfrentará desafíos causados por el aumento de los precios de materias primas, la inestabilidad del crecimiento crediticio, riesgos de deudas malas de las empresas estatales y de una nueva burbuja del mercado inmobiliario. – VNA