Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Manila (VNA) - La Cámara de Representantes de Filipinas aprobó una ley que sustituye los límites de las importaciones de arroz por impuestos, una medida que se espera impulse las compras por este país de este cereal.

En virtud de la nueva regulación, a los lotes procedentes de los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) como Vietnam y Tailandia (que son también los suministradores principales de Filipinas) se le aplicará una tarifa de 35 por ciento.

Mientras, los exportadores fuera de la región sufrirán impuestos de 40 a 180 por ciento.

De acuerdo con el actual sistema de cuota de importaciones, cada año el sector privado puede comprar hasta 805 mil 200 toneladas procedentes de determinados países y con una tarifa de 35 por ciento.

Según la decisión de la Cámara, la agencia estatal encargada de la adquisión de arroz mantiene la autoridad de importar el grano, pero solamente para las reservas públicas, y de expedir permiso para comerciantes privados.

Según expertos, esa situación representa una oportunidad para Vietnam, país que ha mantenido en años su posición entre los mayores exportadores de arroz en el mundo.   

Durante la primera mitad del año, las exportaciones del país indochino registraron incrementos interanuales de 24,6 por ciento en volumen y 42,4 en valor.

Analistas pronosticaron que desde el cuarto trimestre de 2018 hasta el primero de 2019, la demanda surgirá principalmente de Filipinas. - VNA