Manila, (VNA) - El ministro de Defensa de Filipinas, Delfin Lorenzana, anunció hoy que el asedio a la ciudad de Marawi ha terminado, cinco meses después de que comenzaran los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y los rebeldes vinculados al grupo autodenominado Estado Islámico.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


El anuncio se produjo en una rueda de prensa al margen de la Conferencia de Ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ADMM), inaugurada hoy en la ciudad norteña de Clark.

Lorenzana precisó que las fuerzas de seguridad “terminaron todas las operaciones de combate en Marawi y ya no queda ningún insurgente en esa ciudad”.

Las tropas del gobierno encontraron 42 cadáveres de presuntos terroristas en dos edificios y una mezquita en el centro del área de enfrentamiento, informó el jefe de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, Eduardo Año.

Según datos oficiales, las fuerzas gubernamentales eliminaron 919 extremistas, mientras 165 soldados y policías perdieron sus vidas, y otros mil 700 resultaron heridos en los enfrentamientos en Marawi. Unas 400 mil personas se vieron obligadas a abandonar sus casas debido al conflicto. – VNA