Manila, (VNA) - La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Filipinas ordenó a Sanofi suspender la venta y distribución de la vacuna Dengvaxia contra el dengue después del anuncio de la empresa farmacéutica francesa sobre la posibilidad del empeoramiento la enfermedad en algunos casos.



En un comunicado emitido anoche, la entidad filipina exigió a la empresa farmacéutica francesa organizar una campaña de información al respecto, además del aviso de cualquier caso de muerte o enfermedad grave relativa a la vacunación contra el dengue.

Sanofi también debe retirar la vacuna Dengvaxia en todo el país, indica el documento publicado varias horas después de que el Departamento de Justicia ordenara la investigación sobre la compra de esta vacuna por un valor de 69 millones de dólares del presupuesto gubernamental.

Filipinas canceló el 1 de diciembre el uso de Dengvaxia contra el virus del dengue después de la advertencia de Sanofi sobre los posibles síntomas más graves en personas que no habían sido infectadas previamente.

Sanofi había dicho inicialmente que su vacuna era "crítica" en la lucha contra el dengue, el virus transmitido por mosquitos más común del mundo.

Filipinas ha vacunado a más de 700 mil niños con Dengvaxia desde 2016, año en que se convirtió en el primer país en comenzar a usarlo a gran escala.

Más de mil personas en el país sudesteasiático murieron por el dengue el año pasado, según estadísticas oficiales. – VNA