Manila, 22 ene (VNA)- El presidente filipino, Rodrigo Duterte, decidió el sábado prohibir a los compatriotas viajar a Kuwait para trabajar, tras la aparición de una serie de reportes sobre abusos y explotaciones laborales.
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: AFP/VNA)

De acuerdo con su portavoz, Harry Roque, con esa decisión del presidente, adoptada luego de la divulgación de informaciones acerca de la muerte de algunas trabajadoras filipinas en Kuwait, el secretario de Trabajo de Filipinas, Silvestre Bello, ordenó suspender el envío de empleados al país de Oriente Medio.

Esa orden no se aplica para  filipinos que están trabajando ya en Kuwait. Sin embargo, las autoridades de Manila todavía no publican la fecha de entrada en vigor de la prohibición.

Con anterioridad, en un discurso pronunciado ante los empleados connacionales en el exterior, Duterte apuntó que instaría al gobierno kuwaití a adoptar medidas contra los abusos laborales.

Según estadísticas, unos diez millones de filipinos trabajan en el extranjero y las remesas que envían a su país de origen desempeñan un rol importante en la economía nacional. Mientras, el país del Golfo es un mercado receptor grande de empleados con más de 170 mil filipinos.-VNA
VNA-INTER