Kien Giang, Vietnam (VNA)- Más de 150 funcionarios de la provincia sureña de Kien Giang participaron hoy en un curso de entrenamiento para elevar la conciencia y eficiencia en la divulgación de información sobre la prevención de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).
 
Pesca de tuna. Foto ilustrada (Fuente: VNA)


Los delegados reciben conocimientos básicos sobre los efectos dañinos de esa práctica, las regulaciones internacionales de la INDNR, las normas de la Comisión Europea (CE) al respecto y la imposición de la tarjeta amarrilla sobre la explotación ilegal de pesca.  

También estudian varios artículos de la Ley de Acuicultura 2017 y se actualizan acerca de los esfuerzos de órganos vietnamitas del nivel central al local en la prevención y lucha contra las actividades de pesca ilícitas; y el decreto gubernamental sobre las medidas dirigidas a cumplir las recomendaciones de la CE al respecto.

Al mismo tiempo, los participantes asimilan las soluciones y las labores para prevenir que los pesqueros nacionales violen aguas jurisdiccionales extranjeras y en ese sentido fortalecer la inspección en los desembarcaderos, instalar equipos de posicionamiento e insistir  a los pescaderos sobre la importancia de escribir a diario su faena en el mar.

La subjefa del Departamento de Informática de Kien Giang, Tran Thi Quoc Hien, dijo que el taller tiene como objetivo promover la divulgación y elevar la conciencia de los pescadores sobre el cumplimiento de las regulaciones al laborar en aguas extranjeras.  

El 23 de octubre de 2017 la CE emitió una advertencia de “tarjeta amarilla” a Vietnam, alegando que los esfuerzos de este país no fueron suficientes para combatir la INDNR.

Esa decisión afecta negativamente las exportaciones de productos acuáticos de Vietnam a la Unión Europea. Según la VASEP, las ventas del país indochino a ese mercado en lo que va de año registraron una reducción interanual de entre 20 y 30 por ciento. Además, casi todos los lotes enviados a Europa son examinados, hecho que provocó a los exportadores gastos imprevistos.

Ante esa situación, la posibilidad de que esta nación indochina logre el levantamiento de la tarjeta amarilla no depende mucho de los resultados del reciente viaje de trabajo de la delegación del Parlamento Europeo.  – VNA