Hanoi (VNA) – El Fondo Green Climate financiará un proyecto valorado en casi 30 millones de dólares para fomentar la resistencia al cambio climático de las comunidades costeras vulnerables de Vietnam.

Foto de ilustración. (VNA)

El proyecto se desplegará durante cinco años (2017-2022) por el Ministerio vietnamita de Agricultura y Desarrollo Rural y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El plan mejorará la resistencia de las comunidades costeras vulnerables mediante la construcción de casas seguras, el aumento de tasa de cubierta de bosques manglares y mejoramiento de la confiabilidad de informaciones de riesgo a fin de elevar la eficiencia de la planificación de estrategias de adaptación al cambio climático.

Según el programa, cuatro mil casas resistentes a huracanes serán edificadas en los lugares seguros y cuatro mil hectáreas de bosques manglares serán sembradas para servir como zona de amortiguamiento de altas mareas.

El proyecto beneficiará a 28 provincias costeras de Vietnam con enfoque de asistencia a Nam Dinh, Thanh Hoa, Quang Binh, Thua Thien-Hue, Quang Nam, Quang Ngai y Ca Mau.

Los distritos costeros recibirán planificación de prevención de desastres naturales mediante la evaluación de riesgos basada en la comunidad.

El viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Hoang Van Thang, destacó que Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático.

Durante los últimos tiempos, el gobierno nacional ha desplegado numerosos esfuerzos por elevar la capacidad de resistencia a este fenómeno, señaló.

Por su parte, el jefe del Departamento General de Prevención de Desastres Naturales, Tran Quang Hoai, instó a las localidades a establecer comités directivos de este proyecto y elaborar planes de despliegue a fin de maximizar a la eficiencia del programa.

Caitlin Wiesen, directora nacional del PNUD en Vietnam, señaló el acercamiento adecuado del proyecto que considera a los pobladores como el centro de la resistencia de las comunidades costeras a los efectos del cambio climático.

Vietnam es uno de los países más frecuentemente golpeados por calamidades, incluidas tormentas tropicales, inundaciones y desertificación que en los últimos 12 años además de las 11 mil vidas que cobraron, dejaron pérdidas equivalentes al 1,5 por ciento de un producto interno bruto anual.

De acuerdo con un estudio del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, solo en los tres próximos años Vietnam tendrá que invertir 30 mil millones de dólares para escudarse de los efectos del cambio climático.

El Banco Mundial, entretanto, calcula que anualmente el país pierde casi el 0,5 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) a causa de calamidades naturales atribuibles en su mayoría a aquel fenómeno global.

Según las estimaciones del Instituto de Políticas y Estrategias para la Agricultura y el Desarrollo Rural de Vietnam, hacia el 2030 la nación indochina deberá destinar del tres al cinco por ciento del PIB a mitigar los perjuicios directos del cambio climático.

Este año, la directora del Departamento de Cooperación Internacional del Ministerio de Salud de Vietnam, Tran Thi Giang Huong, comentó que entre el 2030 y el 2050 el país sufrirá 250 mil muertes a causa de los niveles que pueden alcanzar la desnutrición, el dengue, las diarreas y las temperaturas por culpa del cambio climático.

Para enfrentar ese fenómeno, Vietnam continuará aplicando con iniciativas las medidas de respuesta a las alteraciones del clima, fortaleciendo la cooperación internacional en este campo y movilizando más recursos de inversión para los proyectos importantes en cumplimiento del Acuerdo de París.

A largo plazo, el país indochino revisará y actualizará los proyectos de planificación, invirtiendo más en el enfrentamiento al cambio climático.

Solo en el Delta del Mekong, la región más fértil de Vietnam y también una de las zonas del planeta más expuestas a los efectos del calentamiento global, Vietnam desplegará 24 proyectos en respuesta al cambio climático hasta 2020.

Entre ellos, nueve son transitorios y 15 nuevos, se concentrarán en la construcción y reforzamiento de diques, la edificación de sistemas de control de salinidad y de lagos de reserva de agua dulce, y la recuperación de manglares costeros.-VNA

VNA-MAN