Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA) - Hanoi, la capital de Vietnam, lidera el país en términos de desarrollo rural y constituye un ejemplo con 294 de las 386 comunas que cumplen o superan los nuevos estándares establecidos por el gobierno para la modernización rural.

Uno de los logros más celebrados de esta ciudad es su éxito en la reorganización de los activos agrícolas. En la actualidad posee 154 grandes campos de arroz y 101 granjas de vegetales orgánicos. 

La reorganización de las tierras agrícolas en zonas de producción centralizadas y grandes se considera un paso crítico en el desarrollo rural para aprovechar las infraestructuras, la maquinaria y los recursos humanos compartidos. 

Sin embargo, ha demostrado ser una tarea desafiante debido a la complejidad inherente de su naturaleza, que implica un espejismo de logística y problemas relacionados con la comunidad.

Además, se establecieron o trasladaron 15 centros de producción ganadera de áreas residenciales. 

También, cerca de cuatro mil granjas han sido registradas e informadas a las autoridades municipales, y unas 100 emplean soluciones de alta tecnología. 

La ciudad también alberga a unas 12 marcas conocidas de productos agrícolas, tanto en el mercado nacional como internacional.

A medida que se desarrollan las áreas rurales de la ciudad, los ingresos de los ciudadanos han ido en constante aumento. La cantidad de hogares pobres en Hanoi cayó a un mínimo histórico de menos de 2,5 por ciento, según un informe de la oficina municipal del censo de junio pasado.

Fue una medida audaz e importante, que requirió voluntad política y cooperación entre las autoridades y los residentes de Hanoi, valoró el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Nguyen Xuan Cuong.

"La ciudad ahora debe enfocarse en desarrollar productos de calidad, construir sus propias marcas y mejorar su política para alentar y guiar a las empresas a hacer más inversiones en la producción agrícola", sugirió.

Ngo Thi Thanh Hang, vicesecretaria del Comité capitalino del Partido Comunista de Vietnam, dijo que el objetivo de Hanoi para el período 2018- 2020 es continuar impulsando el desarrollo más rápido de las zonas rurales, así como reestructurar su sector agrícola para producir y agregar aún más valor a los productos. 

Thanh Hang destacó la necesidad de racionalizar aún más y mejorar el proceso legal para apoyar a las comunidades agrícolas, especialmente con la emisión de certificados de derecho al terreno.

El Servicio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Hanoi tiene la misión de supervisar unos 30 distritos y comunas. En ese sentido, se enviaron cinco grupos de trabajo a las comunidades locales para responder preguntas, recopilar consultas y ayudar a las autoridades locales a procesar documentos.

La obtención de certificados de derechos de propiedad de la tierra es para muchos agricultores un paso importante para lograr la cooperación financiera de los bancos comerciales y ampliar su capacidad de producción.

La ciudad, sin embargo, es consciente de numerosos obstáculos que debe tratar. De 2018 a 2020, Hanoi continuará alentando a las empresas a realizar más inversiones, preferentemente en prácticas agrícolas de alta tecnología.

Las casas de sacrificio centralizadas y los centros de procesamiento de alimentos son prioridades y se consideran clave para mejorar el proceso de control de la calidad y las normas de seguridad alimentaria.

La erradicación de la pobreza sigue siendo un objetivo para la ciudad, especialmente en áreas remotas donde la proporción de hogares pobres es alta, como los distritos de Ba Vi (4,8 por ciento), Son Tay (3,17 por ciento) y Phu Xuyen (3,07 por ciento).- VNA