Iglesia de Cua Bac, huella de la arquitectura francesa en el seno de Hanoi hinh anh 1La iglesia de Cua Bac en Hanoi (Foto: Revista Vietnam)
Hanoi, (VNA)- La iglesia de Cua Bac es una obra arquitectónica con muchas características únicas, que resaltan el estilo francés, creando un punto culminante en el espacio urbano de Hanoi.

El establecimiento se llama oficialmente “Iglesia de la Reina de los Santos”, según su origen para venerar a la virgen María. Pasó a ser conocida como la catedral de la Madre en Hanoi. Y el nombre más sencillo y conocido, catedral de Cua Bac, tiene su origen en su localización al lado de la puerta norteña de la ciudadela de Thang Long (actual Hanoi).

La construcción de la iglesia se llevó a cabo de 1925 a 1930 en una gran superficie entre las calles de Phan Dinh Phung y Nguyen Bieu. La catedral contiene un espacio cuadrado con dos filas de pilares paralelos, que subdividen una zona de recibimiento y otra de congregación durante la misa. Entre estas dos áreas, hay otra bajo la bóveda.

A su izquierda se encuentra el lugar de culto de los santos y a la derecha está el salón donde los sacerdotes reciben a los huéspedes. El interior de la iglesia está completamente diseñado y decorado al estilo de las europeas.

El arquitecto francés Ernest Hébrard creó un espacio arquitectónico asimétrico con una alta torre campanario en la sala principal, que da a la catedral de Cua Bac características especiales en comparación con la arquitectura simétrica solemne de otras obras católicas construidas por los franceses en Vietnam.

Algunos han dicho que es excepcional de Hébrard la armonización de la catedral con el escenario circundante. En realidad, se trata de una hábil explotación de los complejos principios de la iglesia en el período renacentista.

Además de la torre del campanario como centro de coordinación, hay una bóveda en la zona central. El techo de la torre del campanario, las bóvedas y otras instalaciones de azulejos, semejan los techos de las pagodas y templos tradicionales en las zonas rurales de Vietnam. Las ventanas y cajones de aire tienen techos, con excepción de las grandes vidrieras. Los árboles verdes crean un paisaje cerrado y amable.

La combinación de las arquitecturas tradicionales de Oriente y la iglesia católica, en armonía con el paisaje natural circundante, causa una buena impresión, propia de una obra maestra.

La iglesia tiene un gran jardín con muchos árboles, por lo que aquí es bastante tranquilo. Al ingresar al patio del establecimiento, los visitantes se sentirán alejados de una Hanoi ruidosa y bulliciosa. Sentarse bajo los árboles verdes, alimentar a algunas palomas y escuchar el sonido de las campanas es suficiente para sentirse en paz.

Antes de Navidad, tanto la iglesia como el jardín están espléndidamente decorados con luces LED, coronas de laurel y decoraciones muy llamativas. Esa es la razón por la que la iglesia de Cua Bac es el lugar favorito de todos para celebrar la Navidad en Hanoi.

En los últimos años, el Instituto Goethe y la Embajada de Alemania han elegido este sitio para organizar actividades culturales navideñas como conciertos sinfónicos con temas alegorías a esa festividad, ferias con variedad de productos y cocinas.

La catedral es considerada un monumento de la fusión de los estilos arquitectónicos de Europa y Vietnam. Ha sido reparada en varias ocasiones, pero aún conserva sus características originales y antiguas.

A diferencia de la gran mayoría de otras en Vietnam, la iglesia de Cua Bac está abierta a los visitantes todos los días de la semana, por lo que es una atracción interesante en términos de arquitectura y religión, cuando los turistas eligen Hanoi como su destino./.
VNA