Hanoi (VNA)- La cuarta revolución industrial llevará a una competencia feroz entre las empresas nacionales e internacionales, y eso exige una renovación radical de las compañías vietnamitas, comentó Le Quoc Huu, del Grupo de Telecomunicaciones Viettel.
 
Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Según el arquitecto sobre Smart City, de Viettel, el mayor obstáculo de las empresas vietnamitas es la escasez de  recursos humanos de alta calificación, sobre todo expertos en la tecnología de la información.

La mayoría de las firmas nacionales, dijo, son pequeñas y medianas (pymes), y tienen una capacidad financiera y gobernanza empresarial limitada, en tanto la innovación y la creatividad es modesta (más de 31 por ciento es economía doméstica),

Además, indicó, existen desafíos al desplegar el comercio electrónico, los gastos de servicios logísticos y el hábito del uso de efectivo.

Si no tiene un enfoque adecuado y sigue el ritmo del desarrollo del mundo y de la región, alertó Quoc Huu, el país enfrentará los riesgos de atrasarse en el desarrollo de la tecnología, tener una cantidad excesiva de trabajadores sin calificación, a lo que se suma la desigualdad social.

 

En paralelo, analizó, la conectividad estrecha en la cuarta revolución industrial produce problemas de frontera y poder blandos, ciberseguridad y delincuencia transnacional, lo que requiere una respuesta proactiva y un control estricto para garantizar la soberanía y la seguridad para la población y la Patria. – VNA