Hanoi, 10 feb  (VNA)- Hace veinticinco años, Aline Rebeaud, una estudiante suiza de 21 años, tomó la decisión audaz de dejar su sueño de ser pintora para irse a viajar  por el mundo. La joven llegó a Vietnam y se ha quedado en esta tierra durante casi tres décadas con un maravilloso viaje llamado Maison Chance (Casa de la suerte).

Maison Chance: una historia de amor hinh anh 1Aline Rebeaud (Fuente:Internet)

En 1993, Aline Rebeaud, llegó por casualidad a un hospital psiquiátrico en Thu Duc, en el sur de Vietnam, donde conoció a Tran Van Thanh, un niño vietnamita de 12 años, quien estaba gravemente enfermo. Instantáneamente se sintió conmovida por este chico, quien sufría una cardiopatía congénita, además de una enfermedad mental.

Al mirar el pobre muchacho,  Aline Rebeaud no podía quedarse sin hacer nada. Lo llevó al hospital cardiovascular  y cuidó al niño, día y noche, durante tres meses hasta que se recuperó. Cuando Thanh fue dado de alta del hospital, Aline recibió el nombre de "Tim", que significa "corazón" en vietnamita, por los pacientes y los médicos. 

Luego, decidió alquilar una casa en el barrio de Binh Hung Hoa, distrito de Binh Tan, Ciudad Ho Chi Minh, para que Thanh y otros niños sin hogar durmieran por la noche. Desde entonces inició el proyecto de Maison Chance.

El establecimiento ofreció un refugio a los niños huérfanos o niños de la calle, y personas con discapacidades. Allí, todos formaron una gran familia, y esta jovencita de 21 años fue considerada como su madre, lista para cualquier cosa con el fin de ayudarlos. La gente de la zona cambió el nombre del refugio a "Maison Chance".

En 1995, Tim comenzó a luchar por la educación de los residentes de Maison Chance. Ya no se trataba solo de proporcionar una casa para quedarse, sino también de educarlos. Se iniciaron clases de alfabetización y una introducción a la pintura. Simultáneamente, se puso en marcha un programa de rehabilitación para personas con discapacidades.

Cuatro años después, continuó ampliando los programas de formación profesional.  Se impartieron cursos de tecnología de la información, costura y diseño textil. El objetivo era proporcionar tantas oportunidades como fuera posible para que los niños desfavorecidos, los huérfanos, los niños de la calle y los discapacitados encontraran sus propias voces.

En 2006, la formación profesional creció en escala. Se estableció un centro específico para la formación llamado Take Wing. Situado a cerca de un kilómetro del refugio, consta de talleres de costura, informática, carpintería y pintura.

En 2011, se inauguró el tercer centro de Maison Chance, la Aldea afortunada. Es el primer complejo de apartamentos en Vietnam adaptado para personas con discapacidades. El precio del alquiler es bajo en comparación con el del mercado.

A diferencia de muchos otros edificios, este fue diseñado específicamente para permitir un fácil acceso a sillas de ruedas, incluso durante una lluvia intensa. La Aldea afortunada también posee una piscina para hidroterapia, una escuela primaria, un círculo infantil y  un restaurante administrado por sus miembros.

Los tres centros, situados a un kilómetro uno del otro, son reconocibles por su color azul, un símbolo de esperanza.

Con su gran apoyo a las personas con discapacidades en Vietnam, Aline Rebeaud  adquirió la nacionalidad vietnamita  con el nombre de Hoang Un Ngoc Tim.-VNA

source