Hanoi, 7 feb (VNA)- La médica Soejima Nozomi comenzó a trabajar en el Centro de Rehabilitación del Hospital Bach Mai, Hanoi, en 2016, a través del Programa de voluntarios de cooperación extranjera de la Agencia Japonesa para la Cooperación Internacional (JICA).
La médica Soejima Nozomi y su paciente (Fuente:VNA)

Más de dos años de trabajo allí ha sido tiempo suficiente para que Nozomi tenga experiencias de tratamiento en un entorno completamente nuevo.

Con nueve años de experiencia laboral en el Hospital de Rehabilitación Kokura, en Japón, Nozomi ha aplicado varios métodos avanzados de fisioterapia para tratar a los pacientes vietnamitas.

"En Japón, la mayoría de los pacientes hacen las cosas personales por sí mismos después del tiempo de tratamiento, pero a los pacientes de Vietnam los ayudan mucho los miembros de la familia, por lo que la recuperación a veces es más lenta. Siempre animo a los pacientes a que intenten realizar sus propias actividades diarias para que el proceso de recuperación sea positivo", comentó.

Nozomi dijo que los ejercicios de recuperación muscular son simples, pero muy efectivos para el proceso de recuperación de movimiento de los pacientes, especialmente aquellos que han sufrido convulsiones, traumas en la columna vertebral. La implementación persistente de estos ejercicios los podrá ayudar a realizar sus propias actividades diarias de manera más rápida, como vestirse, cepillarse, peinarse y comer.

"Cada movimiento del paciente aunque es simple ya es una gran alegría para mí ", añadió.

Durante el proceso de trabajo,  Nozomi ha creado una tabla para evaluar el nivel de rehabilitación correspondiente a los pacientes vietnamitas. Después de un mes de tratamiento activo en hospital, si el paciente logra el 90 por ciento de los criterios propuestos, el proceso de recuperación se evalúa positivamente.

Según la médica, este nivel de rehabilitación debe reflejarse en correspondencia con el progreso de la conciencia y la implementación de los movimientos personales diarios.

Nguyen Thi Thuy, madre de Nguyen Huu Tuan (nueve años de edad, hospitalizado debido a la ruptura del tendón de la mano izquierda), compartió que Nozomi es muy amable y amigable.

“Después de terminar el tratamiento hospitalario, ella también orienta realizar otros ejercicios necesarios para practicar en casa. Mi hijo se recuperó muy rápidamente después de este tratamiento", dijo.

Nguyen Thanh Nam, funcionario del Centro de Rehabilitación del Hospital Bach Mai, señaló que  la médica nipona contribuye muy positivamente al tratamiento directo a los pacientes y apoya efectivamente a los técnicos del Centro en las técnicas. Su conocimiento y experiencia contribuyen a enriquecer la forma de tratar la rehabilitación.

"Hay muchos pacientes que después de un tratamiento, cuando  ocasionalmente regresan al hospital, a menudo me buscan para agradecerme y darme un poco de frutas, lo cual me conmueve mucho. Tras dos años viviendo aquí, puedo hablar más vietnamita aunque es muy difícil aprender este idioma. Los viajes a corto plazo me ayudan a obtener más conocimientos sobre Vietnam. Hanoi se está familiarizando cada vez más conmigo", compartió.-VNA