Hanoi, (VNA)- El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam anunció hoy aquí la emisión de más un millón de créditos de carbono en el mercado voluntario internacional, originados del Proyecto de Biogás para la ganadería de este país sudesteasiático en el período 2016- 2020.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Durante el acto, el viceministro de la cartera vietnamita Vu Van Tam, subrayó que se trata del proyecto con mayor cantidad de bonos de carbono emitidos según ese mecanismo a fin de reducir la emisión de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global.

Según el subjefe del Departamento de Producción Ganadera de ese ministerio, Tong Xuan Chinh, ese programa se propone impulsar el desarrollo del sector de biogás con orientación de mercado.

Precisó que con ese fin más de 170 mil obras se han instalado en 55 provincias y ciudades en el período 2003- 2017.

Notificó que el proyecto, iniciado en 2003 con la asistencia oficial para el desarrollo de Holanda, atrajo a Vietnam más de dos millones 500 mil dólares mediante la emisión de un millón 200 mil créditos de carbono en 2016 con certificado de Gold Standard Foundation.

Según datos ratificados por Gold Standard Foundation, ese programa de Vietnam registró hasta el 5 de abril de 2018 más de dos millones 362 mil bonos de carbono emitidos.

The Gold Standard Foundation es una organización internacional sin fines de lucro que certifica la reducción de emisiones y los beneficios en términos de desarrollo sostenible de actividades de proyectos enmarcados en el mercado voluntario del carbono y en los programas internacionales de cumplimiento, como por ejemplo el Mecanismo para un Desarrollo Limpio.

Los bonos de carbono (también llamados "créditos de carbono") son uno de los tres mecanismos propuestos en el Protocolo de Kioto para la reducción de emisiones causantes del calentamiento global o efecto invernadero.

La transacción de los bonos de carbono- un bono de carbono representa el derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono- permite mitigar la generación de gases invernadero, beneficiando a las empresas que no emiten o disminuyen la emisión y haciendo pagar a las que expulsan más de lo permitido.

Existen dos tipos de mercados de carbono: los de cumplimiento regulado y los voluntarios.

El mercado regulado es utilizado por empresas y gobiernos que, por ley, tienen que rendir cuentas de sus emisiones de esos gases contaminantes.  Está regulado por regímenes obligatorios de reducción de carbono, ya sean nacionales, regionales o internacionales.

En el mercado voluntario, en cambio, el comercio de créditos se produce sobre una base facultativa. – VNA