Hanoi (VNA) El incienso de la marca Nhang Thien, hecho de árboles de Oud crecidos de forma natural, se ha vuelto popular en los mercados nacionales y extranjeros después de solo tres años de estar en el negocio.
Producción de Nhang Thien

A finales de 2014, el joven empresario Nguyen Van Thien, oriundo de la ciudad altiplana de Da Lat, visitó un taller de incienso de su amigo taiwanés, quien le recomendó que desarrollara en Vietnam un negocio de incienso de Oud (un árbol del género Aquilaria, aloeswood o agarwood, inglés).

Debido a su interés en el budismo, Thien y dos amigos establecieron la compañía Nhang Thien (incienso para la meditación), la cual produce inciensos de alta calidad con la promesa de no contener toxinas, químicos y fragancias artificiales.

La madera de Oud posee muchas propiedades farmacéuticas y se usa en la medicina tradicional. Cuando se enciende un incienso de Oud, su aroma puede ayudar a aliviar la tensión y el estrés y crea una atmósfera relajada y apacible. 

Antes de ser comercializado, las muestras de incienso de Nhang Thien son probadas por el Departamento de Ciencia y Tecnología de Ciudad Ho Chi Minh, que tiene muy en cuenta su aroma, calidad y peso.

La compañía tiene un área de 300 hectáreas de árboles de Oud en el distrito de Tan Phu, de la provincia de Dong Nai, y dos fábricas en Ciudad Ho Chi Minh, con una capacidad de producción de más de 500 toneladas por año.

Gracias a su sistema cerrado de producción, desde la planta hasta la distribución, Nhang Thien puede fabricar inciensos de calidad a precios competitivos, que van de 25 mil dongs (un dólar) a dos millones 500 mil dongs cada paquete (100 dólares), dependiendo de la categoría del producto.

En la actualidad, la compañía posee casi dos mil tiendas minoristas en las 40 provincias y ciudades. Sus productos se encuentran en los estantes de la mayoría de los grandes almacenes, centros comerciales, mercados y tiendas libres de impuestos, como Satra, Vinmart y AeonMall.

Los productos de Nhang Thien también se exportan a más de 50 países, incluidos los de Norteamérica y Europa, Japón y China.-VNA