Ciudad Ho Chi Minh, 25 oct (VNA)- La guerra comercial entre China y Estados Unidos brinda numerosas oportunidades y a la vez trae desafíos para los exportadores vietnamitas, destacaron expertos en una conferencia celebrada en esta mayor urbe sureña.
Foto de ilustración (Fuente: VNA)


En el coloquio efectuado la víspera aquí por el Centro de Apoyo a la Integración Internacional de Ciudad Ho Chi Minh (CIIS, en inglés) y la Oficina Internacional de Arbitraje de Vietnam (VIAC), el director del Programa de Investigación sobre la Economía China, Pham Si Thanh, apuntó que esa disputa no sólo afecta a las dos potencias, sino que también repercute en otros países, incluido Vietnam.

Señaló que China y Estados Unidos constituyen socios importantes para el país indochino y precisó que Hanoi importa de Beijing materiales para la producción, mientras exporta mercancías a Washington.

Por otro lado, el director de desarrollo de la Universidad de Fulbright Vietnam, Nguyen Xuan Thanh, puntualizó que el conflicto se inició con la subida de los impuestos aplicados por Estados Unidos a China y viceversa para los artículos intermedios para la producción, tales como maquinarias, equipos mecánicos y electrónicos, pero luego, dijo, se aumentaron las tarifas aduaneras también para los bienes de consumo, incluidos muebles madereros, productos agrícolas, bolsos y maletas.

Especificó que el incremento de los aranceles aplicados por Estados Unidos para los productos madereros de China causará un descenso de siete a ocho mil millones de dólares por el concepto de las exportaciones del país asiático.

De ahí que según Xuan Thanh, se trata de una buena oportunidad para que las compañías vietnamitas de ese sector amplíen su mercado en la nación norteamericana, igual que otras entidades exportadoras de camarón, maletas y bolsos.

Sin embargo, las empresas nacionales deben competir con las de otros países que se disfrutan de esa misma ventaja en Estados Unidos, mientras que aumenta la rivalidad con las entidades chinas en otros mercados, explicó.

Por otra parte, Tran Du Lich, vicepresidente del VIAC, expuso otros desafíos que enfrenta Vietnam, tales como el riesgo de convertirse en un punto de transbordo de China para exportar sus mercancías a Estados Unidos a fin de evitar las altas tasas aduaneras impuestas mediante las actividades de importación y reexportación, o a través de las inversiones directas en fábricas en este país.

Urgió a las empresas nacionales a mantenerse alertas y a las autoridades vietnamitas a aumentar el control sobre las actividades comerciales con Beijing, con el fin de prevenir el préstamo de la marca del patio en las mercancías chinas.

Al mismo tiempo, sugirió el establecimiento de estándares concretos sobre el porcentaje requerido del contenido nacional en los productos "hechos en Vietnam" para las ventas al exterior, y la vigilancia de la calidad y el origen de los artículos, en aras de materializar la oportunidad que hoy tienen las empresas domésticas de acceder y expandir el mercado en Estados Unidos a largo plazo.- VNA